Una pareja enigmática. Moléculas gemelas pero no idénticas

Hoy nos cuenta su historia una nueva molécula, bueno, en realidad, dos. Esta vez, deberás descubrir cuáles son y, además, decirnos dónde se me encuentran más habitualmente para optar optar al premio del concurso Adopta tu molécula. 

La ‘oficina de adopciones moleculares’ se encuentra en el Instituto de Síntesis Química y Catálisis Homogénea.moleculica

Por Fernando Gomollón Bel y José Ignacio García Laureiro

Soy natural A diferencia de las dos moleculicas anteriores del concurso ‘Adopta tu molécula’, que eran sintéticas y no se encuentran de forma natural, yo estoy presente en en un montón de plantas de lo más variado (¡hasta en 200 especies diferentes!).

Este logo es una creación de Sr. Brightside

En muchos casos se me extrae de las flores de dichas plantas, junto con otras moleculicas. Esos extractos se emplean en muchas aplicaciones relacionadas con el aroma. De hecho, mi presencia en el reto de enero se debe a que formo parte de un ingrediente clave de los roscones, con los que tanto os gusta deleitaros el día de Reyes y –en el caso de los zaragozanos– también el día de San Valero. ¡Lamineros! Claro que no solo me añaden a los roscones; también a las magdalenas, bizcochos y brioches.

Fragante En otros casos, esos extractos en los que me encuentro se emplean en perfumería, dado que yo soy una @moleculica muy escoscada y siempre huelo bien. Huelo tan bien que los químicos me utilizan para aromatizar tres de cada cuatro productos de higiene y limpieza. ¡Es lo que tiene ser tan fragante!

Con efecto calmante Pero quizá uno de los sitios más curiosos donde aparezco es en las infusiones, de esas que se toman para calmar los nervios por lo menos desde tiempos de vuestros bisabuelos. Algunos se han atrevido a decir que tengo un efecto calmante parecido al del Valium (¡uy!, ¿se pueden decir marcas?).

En el año 2009, unos investigadores japoneses publicaron que los ratones reducían su nivel de estrés al inhalarme. Resultó que yo era capaz de influir sobre la expresión de 115 genes diferentes, afectando también a la presencia de linfocitos en la sangre. Eso seguro que no lo sabían vuestros bisabuelos…

moleculica blog

¿Todavía no sabes quién soy? Venga, os voy a dar otra pista. En realidad, no soy una @moleculica, somos dos. Somos gemelas, pero no idénticas. Concretamente, somos tan gemelas como tú y tu reflejo en el espejo. Venga, ve al baño y compruébalo. Tú y tu reflejo sois iguales, pero diferentes. Como vuestras manos, que pueden enfrentarse como en un espejo, pero que no pueden hacerse coincidir poniendo una encima de la otra. Como en griego mano se dice ‘quiros’, los químicos llaman a esta propiedad de los objetos (y de algunas moleculicas) quiralidad.

En la naturaleza existen multitud de moléculas quirales, como yo misma. Al igual que las manos, cada molécula quiral tiene una versión ‘izquierda’ (que los químicos llaman S) y otra ‘derecha’ (que llaman R). Nada que ver con Sánchez y Rajoy, ¿eh? Los nombres vienen de mucho antes. En mi caso, en algunas plantas aparezco en la forma S. Esta es la que se añade a los roscones. En otras aparezco en la forma R, que suele ser la más usada en perfumería. La R es también la que usaron los japoneses en sus estudios con ratones estresados. Los humanos sois capaces de percibir el diferente aroma de cada una de mis formas. La S os sugiere olor dulce y floral, mientras que la R recuerda más a madera y lavanda.
Cosas de la quiralidad, que es muy caprichosa.

¿Sabes ya quién soy y dónde se me encuentra más habitualmente?

Manda tu respuesta y tus datos (nombre, dirección y teléfono) a milenio@heraldo.es con el asunto Adopta tu molécula. Sortearemos esta exclusiva taza entre los acertantes. Fecha límite: 19 de febrero.

Adoptatu molecula 012

¿Quieres adoptarme?

Para ser una buena madre o un buen padre, tendrás que averiguar mis propiedades, usos y la opinión que la gente tiene de mí. No te preocupes si te parece difícil y una gran responsabilidad; desde el blog ‘Moléculas a reacción’, te ayudaremos y guiaremos en tu adopción.

Publicado en Química | 1 comentario

El “interés científico” de las trastadas infantiles de Rafael Usón

Con motivo del fallecimiento de Rafael Usón, rescato del recuerdo y de la hemeroteca una entrañable entrevista que tuve ocasión de hacerle en su despacho de la facultad de Ciencias, allá por el año 1992. Se publicó en HERALDO Escolar, como parte de la serie de entrevistas ‘Vuelta atrás’, gracias a la cual descubrí la infancia de tantos aragoneses ilustres. Y también sus trastadas. La de Rafael Usón es, sin duda, la mejor de todas las que me contaron.

HAP008ESC_19920318CO

Artículo publicado en HERALDO DE ARAGÓN el 18 de marzo de 1992:

RAFAEL USÓN: “Decidí ser científico cuando vi el primer libro de Química”

En la actualidad se puede hablar de toda una saga, pues tres de los cuatro hijos de Rafael Usón son también científicos. En cambio, sus tres hermanos pequeños se dedicaron al negocio familiar de venta de pescados. “Fui la oveja negra de la familia porque me dediqué a la Universidad”. Desde su cátedra de Química Inorgánica se ha dedicado a impartir clases y a investigar nuevos materiales.

El Arrabal fue el barrio que vio nacer, en 1926, a Rafael Usón . Él es el mayor de cuatro hermanos “y también de cinco primos”, pues vivían juntas las dos familias.

Guarda un buen recuerdo de la vida familiar, “aunque las relaciones se veían forzadas porque vivíamos muchos en muy poco sitio”. Hasta segundo curso de carrera, cuando se separaron porque ya no cabían, “tuve que estudiar en medio de un escándalo grandísimo y eso me ayudó a aprender a concentrarme”.

Su primer colegio fue el Grupo Escolar de la calle Villacampa. Cuando se fueron a vivir a la calle Alfonso, pasó al colegio de la Consolación, después a Santo Tomás, más tarde al Colegio Politécnico y, por último, a los Maristas.

Tanto cambio de centro se debió a que “no nos llevábamos bien la dirección y yo”. Por aquel entonces, “el castigo físico era de reglamento. Si enredabas un poco en una vela, lo normal era emprenderte a palos, así que, cuando en casa se alarmaban de las moraduras, me iba a otro centro a probar fortuna. Además, nos pegaban con cosas sólidas, como una correa de transmisión de motor o el cepillo de borrar, con un aderezo de bofetadas y patadas. Nada de palmetitas en la mano”.

LA DECISIÓN DE ESTUDIAR Estudiar fue en su caso una decisión tomada ya en primera enseñanza. Sus padres eran asentadores mayoristas y también tenían un comercio de pescados. Cada año, su padre le preguntaba si quería seguir estudiando o trabajar en casa, “donde hacía falta”.

Rafael era buen estudiante y nunca llevó un suspenso a casa. “Normalmente me sobraba. Era simple, con poco trabajo, cumplir con creces y tener tiempo para divertirse”. Jamás utilizó chuletas pero no dudaba en soplarle al de atrás en los exámenes.

Recuerda con agrado a una buena porción de sus profesores, “con una sola excepción, un licenciado en Filosofía y Letras que nos daba Física y Química. Me costó trabajo que no me la hiciese aborrecer. No se sabía su oficio, quería imponer sus puntos de vista y yo no lo aceptaba”.

No solía faltar a clase, o ‘hacer pimienta’, como se decía entonces. Pero, eso sí, cuando nevaba “uno podía marcharse gloriosamente al parque a hacer batallas de bolas y olvidarse del colegio”.

A los 12 años, cuando vio el primer libro de Física y Química, “tomé la decisión de ser científico”. “Eso de poder hacer cosas con átomos, que se pudieran cambiar de sitio para formar cosas nuevas, me gustó”. En el colegio, visitaban el laboratorio dos veces al año, así que enseguida se hizo un laboratorio en casa, en un cuarto que servía de carbonera y estaba “en lo alto, fuera del piso”. Allí tenía una mesa vieja, un par de lamparillas de alcohol, matraces y tubos. Ya le conocían en la droguería, “donde iba con mi frasquito a comprar algún producto químico por veinte céntimos”.

En casa, “confiaban en mí, me decían lo típico de ‘un día te envenenarás’ o ‘un día volaremos’, pero nunca tuve ningún accidente porque sabía lo que hacía”.

Rafael sabe que su amor por la química “hubiera sido platónico de no haber hecho cosas por mi cuenta. Se pueden hacer muchas cosas con poquitos medios, uno puede ver cómo se comporta la materia de verdad, que es muy diferente a como se escribe en los libros”.

Los cinco o seis amigos que hizo durante el bachillerato le duran aún. También tenía amigos entre la gente que vivía cerca de su casa. Con ellos jugaba al fútbol en la plaza del Pilar, “donde había que interrumpir el partido cada media hora para dejar pasar un coche y correr cuando venía el guardia”.

Rafael era un chico muy activo, un socio infantil del Real Zaragoza que iba a nadar a Helios, hacía excursiones en piragua por el Ebro, iba a la Arboleda de Macanaz a coger moras y ver bichos y pescaba bajo las arcadas del Puente de Piedra. “La existencia de los chicos era más independiente porque no se corría ningún peligro”.

Leía mucho y jugaba “al fútbol, a los huesos de alberge, a las carpetas, a marro, a sardina monta encima y a dar ‘la vuelta a Francia” alrededor de los jardines de la plaza del Pilar” .

En los veranos, trabajaba de aprendiz con sus padres. Iba a las 6 de la mañana al mercado de pescados para apuntar las ventas y el resto del día llevaba los pedidos a domicilio. Se gastaba el jornal en comprar novelas y libros de química recreativa.

“Disfrutaba bastante de cada momento” y sólo tenía prisa por crecer cuando quería conquistar a alguna chica mayor, “es decir, que tenía prisa por crecer no con carácter general, sino siempre con carácter aplicado“.

LA TRASTADA

Rafael era un gran aficionado a la pesca. En el Ebro, pescaba barbos que en casa no querían ni ver. Hasta las monjas de una Tienda Económica acabaron pidiéndole que no llevara más.

Su trastada, “más bien una mala sombra”, tiene que ver también con la pesca. Su hermano y él tenían serias dudas sobre si la vecina de abajo tenía pelo natural o llevaba peluca. Un día, la ocasión de averiguarlo se presentó sola. “Pasaba un desfile por la calle y la vecina estaba asomada al balcón, de modo que mi hermano y yo sacamos la caña con un anzuelo de besugo y pescamos la peluca”. La portera se lo contó a sus padres y éstos les echaron “una bronca ‘pro forma” porque, en el fondo, se reían”. Rafael asegura que aquello no fue por maldad, “sino por interés científico de comprobar si era pelo o no”.

La primera vez que fumó, sus padres lo descubrieron por el olor a humo. Le dijeron que esperase a los 16 para fumar, así que, “el día que los cumplí, después de comer, encendí un cigarrillo y, a partir de entonces, empecé a fumar de forma reglamentaria”.

Publicado en Química, Sin categoría | Deja un comentario

Siguen las adopciones moleculares

Presentamos la historia de una nueva molécula enigmática. De nuevo, moleculicael reto es descubrir de qué molécula se trata, leyendo atentamente todas las pistas. Y, si te encariñas, también puedes adoptarla.

La ‘oficina de adopciones’ se encuentra en el Instituto de Síntesis Química y Catálisis Homogénea.

Por FERNANDO GOMOLLÓN BEL y JOSÉ IGNACIO GARCÍA LAUREIRO

 

Este logo es una creación de Sr. Brightside

Primera pista Soy un fármaco. Mi estructura química es relativamente compleja, y los sabios me han clasificado dentro de la familia de las pirazolopirimidinas (¡vaya nombrecito!). Algunos primos míos se comercializan como sedantes y ansiolíticos, otros se prescriben para tratar el insomnio. En cierto modo, yo también tengo que ver con la falta de sueño, pero por motivos muy distintos.

segunda moleculica

Mi historia es un tanto azarosa. Al principio, los químicos que me sintetizaron estaban investigando fármacos para tratar enfermedades coronarias, como la angina de pecho. Como pasa con tantas y tantas moléculas que se prueban en ensayos terapéuticos, resultó que yo no era eficaz. La gente seguía teniendo anginas de pecho. Sin embargo, casi por casualidad, descubrieron que sí que era muy activa para solucionar un problema completamente diferente. Serendipia, creo que lo llaman (a esto de hacer descubrimientos de chiripa, no a la enfermedad que curo).

Mis padres, que trabajaban en un importante laboratorio farmacéutico del Reino Unido, siguieron investigando por este nuevo camino y no tardé en salir al mercado. Gracias a mí, han ganado muchísimo más dinero del que jamás habrían podido sacar con un tratamiento de anginas de pecho. Me he convertido en todo un icono. Casi cualquiera me reconocerá de inmediato… si ve las pastillas, claro, viendo mi estructura es más difícil.

Aparte de mi uso habitual, se ha descubierto que también puedo ser útil en el tratamiento de una enfermedad muy grave: la hipertensión pulmonar. Tanto en mi uso principal como en este, mi mecanismo de acción tiene que ver con la relajación muscular y el NO (el monóxido de nitrógeno, no el adverbio).

Los investigadores siguen buscándome nuevas aplicaciones. Hace algunos años, unos científicos ganaron un premio Ignobel gracias a mí. Descubrieron que ayudaba a los hámsteres a recuperarse del ‘jet lag’ tras un largo viaje en avión. ¿Quién lo iba a decir?

Desde que salí al mercado, la competencia ha intentado buscarme muchos rivales. Algunos de ellos son más efectivos que yo, pero, oye, quien da primero da dos veces. A la gente le suena mi nombre, y no el de mis adversarios. Tanto, que, como les pasa a la aspirina, la maicena o el clínex, se usa mi nombre de manera genérica, a pesar de ser una marca registrada.

Como soy un fármaco, solo puedes comprarme con receta médica, pero, no obstante, hay un activo ‘mercado negro’ en internet, donde me buscan a menudo. Seguro que más de una vez te habrá llegado correo ‘spam’ con ofertas para que me compres a precios irrisorios. Pero, cuidado: internet no es una farmacia (pueden darte gato por liebre). No es buena idea que te automediques ni que compres medicinas fuera de los canales autorizados. ¡Es muy peligroso para tu salud! Si me necesitas, acude a tu médico: no hay de qué avergonzarse.

¿SABES QUÉ MOLÉCULA SOY?

Manda tu respuesta y tus datos (nombre, dirección y teléfono) a milenio@heraldo.es con el asunto Adopta tu molécula. Sortearemos un premio entre los acertantes. Fecha límite: 22 de enero.

¿QUIERES ADOPTARME?

Para ser una buena madre o un buen padre, tendrás que averiguar mis propiedades, usos y la opinión que la gente tiene de mí. No te preocupes si te parece difícil y una gran responsabilidad; desde el blog ‘Moléculas a reacción’, te ayudaremos y guiaremos en tu adopción.

Publicado en Química | Deja un comentario

Neurociencia. A las urnas con cabeza

EL CEREBRO POLÍTICO ¿Es posible averiguar la orientación ideológica de una persona haciendo un escáner de su sesera? ¿Existen diferencias en la materia gris de los votantes de derechas y de izquierdas? Escudriñando el cerebro humano, los neurocientíficos han comprobado que existe una relación clara entre la actividad de nuestras neuronas y lo que votamos cuando llega el momento de acudir a las urnas para elegir a nuestros representantes políticos.

cerebro voto

 

 

UN SECRETO ESCANEABLE Aunque el voto sea secreto, la ideología política ya no es ningún misterio para los científicos. Los últimos avances de la neurociencia muestran que para saber por qué candidato a unas elecciones te decantas ni siquiera haría falta preguntarte. Una simple resonancia magnética del cerebro bastaría para identificar en cuestión de minutos cuál es tu orientación política. En concreto, medir la reacción cerebral de un individuo ante una imagen desagradable, especialmente la de un animal mutilado, resulta casi infalible para saber si tiene una tendencia conservadora o progresista, tal y como revelaba un estudio estadounidense publicado en ‘Current Biology’ el año pasado. «Demostramos que la respuesta neuronal al ver una sola fotografía de este tipo es suficiente para predecir la orientación política», aseguraba P. Read Montague, investigador de la Universidad de Virginia Tech y coautor del estudio. «Nunca he visto resultados predictivos tan claros en ningún otro experimento de neuroimagen», admitía.

Ante el mismo estímulo visual, este experimento reconoce el mapa de activación en todo el cerebro de una ideología y de otra. El conjunto de píxeles (vóxeles en el cerebro) que se iluminan, pues detecta mayor actividad en ciertas zonas cerebrales en personas conservadoras y mayor actividad en zonas distintas en progresistas.

Pero la cosa no acaba ahí. El tamaño de ciertas áreas de nuestra sesera también puede aportar pistas interesantes sobre las futuras decisiones de los votantes a pie de urna. Y si no que se lo pregunten a Ryota Kanai, que desde su laboratorio del University College de Londres (Reino Unido) demostró que las personas que se autodefinen como progresistas suelen tener más grande la corteza cingulada anterior, una estructura relacionada con una mayor habilidad para manejar información contradictoria. En los sujetos con ideología conservadora, sin embargo, lo que aumenta de tamaño es la amígdala cerebral, la torre de control de la respuesta ante el peligro. Y eso implica que los partidarios de la derecha tienen más capacidad para detectar las amenazas, según concluía Kanai en la revista ‘Current Biology’. Esto ratifica informes psicológicos previos que indican que los progresistas están más abiertos a nuevas experiencias, mientras que los conservadores son más sensibles a los riesgos, especialmente en momentos de incertidumbre.

CEREBROS DE DERECHAS O DE IZQUIERDAS Que la amígdala es una estructura clave en el cerebro de los votantes de la derecha es algo que confirman investigaciones recientes de la Universidad de Exeter (Reino Unido). Analizando con un escáner cómo trabaja el cerebro cuando se toman decisiones arriesgadas, el experto en neuropolítica Darren Schreiber demostró que la señal procedente de la amígdala derecha era mucho más alta entre los sujetos con ideología de derechas. Los votantes de izquierdas, por su parte, mostraban una clara ebullición neuronal en la ínsula izquierda, con un papel esencial en la empatía, es decir, la capacidad de ponernos en el lugar de los demás. Lo que es más interesante: midiendo la actividad en estas dos regiones se puede predecir la ideología de cualquier sujeto con un 82,9% de acierto.

CONECTIVIDAD SOCIAL La red que forman las neuronas espejo, unas células nerviosas vinculadas con las habilidades sociales y emocionales, también es sospechosa de influir en las preferencias políticas. De ahí que Roger Newman-Norlund, director del Laboratorio de Estimulación Cerebral de la Universidad del Sur de California (Estados Unidos), haya centrado sus investigaciones en la actividad de estas neuronas. Escaneando el cerebro de 24 sujetos concluyó que en el cerebro de los votantes de izquierda están más activas las áreas ligadas con la conectividad social en círculos de amigos e incluso con desconocidos de cualquier parte del mundo. Entre los votantes de la derecha, las neuronas espejo que suelen estar en ebullición son las ligadas a la conexión con familiares y amigos. Dicho de otro modo, ambos grupos tienen una alta conectividad social, pero a diferentes escalas.

NEUROTRANSMISORES CON IDEOLOGÍA Tampoco es descabellado afirmar que, en gran medida, la química cerebral lleva la batuta de la ideología política. Concretamente, cuando en nuestra mollera hay cantidades ingentes de dopamina, el neurotransmisor que controla el movimiento y la capacidad de experimentar placer y dolor, nos mostramos predispuestos a adoptar una ideología progresista. Y eso es precisamente lo que les sucede a quienes tienen en su ADN una variante concreta del gen DRD4, que codifica un receptor de la dopamina, tal y como se podía leer hace poco en ‘The Journal of Politics’. Un gen que ya había sido vinculado con anterioridad a personalidades fuertemente atraídas por las novedades.

VOTAR CON CABEZA Por otra parte, independientemente de nuestra ideología, hay un área del cerebro que debe entrar en juego si queremos escoger bien a qué candidato votar: la corteza orbitofrontal lateral.

Las neuronas de esta zona del cerebro se ocupan de que vayamos más allá de las ‘primeras impresiones’, integrando toda la información disponible sobre las opciones de voto y acerca del nivel de competencia de cada candidato que se presenta a las elecciones antes de tomar una decisión, tal y como demostraban neurólogos del Instituto Neurológico de Montreal (Canadá) en un artículo publicado en la revista ‘Journal of Neuroscience’.

Con tantas evidencias sobre la relación entre la actividad cerebral y la ideología de los ciudadanos, que los estrategas políticos hagan uso de los resultados neurocientíficos en las campañas electorales parece solo cuestión de tiempo.

cerebro en urna

La ciencia de la participación electoral

EL ESTRÉS, ENEMIGO DE LAS URNAS Si eres de los que sale a correr cada mañana, no faltas a tu cita con el gimnasio o practicas deportes de equipo asiduamente es más probable que acudas a las urnas en las próximas elecciones que si llevas una vida sedentaria, según se desprende de un estudio reciente de la Universidad de Mississippi del Sur (Estados Unidos). Esto podría guardar relación con otro estudio de la Universidad de Nebraska (EE. UU.) que sugiere que los niveles altos de cortisol, la peligrosa hormona del estrés, son contraproducentes cuando llegan unas elecciones. Cuanto más cortisol corre por nuestras venas, más probable es que nos abstengamos de votar, aseguran los investigadores. Y no hay que olvidar que el ejercicio físico regular mantiene el estrés a raya.

Otro hábito que se puede relacionar con nuestra participación electoral es el consumo de cigarrillos, ya que, según un reciente estudio estadounidense publicado en ‘Nicotine & Tobacco Research’ y basado en cerca de 12.000 personas, los fumadores acuden a votar un 60% menos que los no fumadores.

Por otro lado, y aunque parezca contradictorio, los ciudadanos felices acuden más a votar que los descontentos. Científicos de la universidad estadounidense de Baylor han comprobado que las personas que se sienten más satisfechas con su vida son más propensas a ir a votar y a participar activamente en la vida política que los individuos insatisfechos, según exponían en la revista ‘Journal of Happiness Studies’.

GENES MITINEROS ¿Y qué hay de la genética? Influye en un 53% en la participación política, según concluía James H. Fowler, de la Universidad de California en San Diego (EE. UU.), a partir de investigaciones con gemelos idénticos y no idénticos. Sus estudios revelan que sujetos con ciertas variaciones en dos genes humanos, MAOA y 5HTT, son más proclives a acudir a votar o asistir a un mitin. Estos genes juegan un papel clave en el sistema de la serotonina, un neurotransmisor que, entre otras cosas, genera sensación de bienestar y regula la interacción social.

POR LA CARA

En tiempos de crisis tendemos a elegir líderes con rasgos masculinos en el rostro, además de decantarnos por candidatos de mayor edad, según han puesto de manifiesto los británicos Brian R. Spisak y Mark Van Vugt, de la Universidad de Kent. Por el contrario, en épocas de paz o negociación preferimos dirigentes más jóvenes y con rasgos faciales más suavizados o femeninos.

Manipulando imágenes de rostros de candidatos para que mostraran rasgos faciales propios de buena salud, en un caso, y de una alta inteligencia, en otro, científicos holandeses han demostrado que los humanos solemos escoger líderes con una complexión que indique altos niveles de salud. En concreto, los rasgos saludables otorgan el triunfo en un 69 por ciento de los casos. Los candidatos con aspecto inteligente solo son los preferidos cuando el cargo que van a ostentar requiere diplomacia y dotes de negociador, según se podía leer en ‘Frontiers in Human Neuroscience’.

En cuanto a la voz, inconscientemente los votantes de derecha son más afines a candidatos con voces profundas y mandíbulas cuadradas, posiblemente porque «perciben el mundo como más peligroso y amenazante que los votantes de izquierda, y buscan un líder fuerte», según concluía Lasse Laustsen, de la Universidad de Aarhaus (Dinamarca), en la revista ‘Evolutionary Psychology’.

Que un candidato sea obeso también puede pesar sobre la decisión del electorado. De acuerdo con un estudio publicado por investigadores de la Universidad de Missouri-Kansas City (Estados Unidos), los candidatos políticos con kilos de más obtienen menos calificación de sus cualidades de liderazgo, especialmente si se trata de mujeres.

 

Publicado en Neurociencia, Sin categoría | Deja un comentario

Estudiantes tras la pista de Marie Curie

Tres trabajos finalistas, un solo ganador. CSIC-Aragón invitó a alumnos de Secundaria y Bachillerato a descubrir, con un concurso, la vida y la investigación de la científica que acuñó la teoría de la radiactividad

Por CARMEN SERRANO

“Después de todo lo que tuvo que soportar, Marie Curie aún seguía teniendo ganas de trabajar. Es admirable”. Javier Marzo, estudiante de primero de Bachillerato en el Instituto Elaios de Zaragoza y ganador del concurso ‘Tras la pista de M. Curie’, del CSIC-Aragón, se refería así, tras recibir ayer su premio, a la discriminación, violenta en muchos casos, por ser mujer y a las enfermedades que sufrió la científica María Salomea Sklodowska-Curie por trabajar tantos años con isótopos radiactivos. Ana Adiego, compañera de Marzo, es también autora del trabajo ganador y se pregunta “si, hoy en día, habrá más Marie Curies”.

Ganadores CSIC-Aragón

“Con este trabajo -explicaba ayer Ana Adiego- hemos descubierto la discriminación que sufren las mujeres científicas, aún hoy; no teníamos ni idea. Y pienso que la sociedad no quiere hacer frente a estas situaciones”. Junto a Marzo, presentó un trabajo completo, original y bien documentado de la física y química Marie Curie, confeccionado, dijeron, en un tiempo récord, “en quince días y en plenos exámenes”. Pese a ello, la propuesta del CSIC-Aragón les ha servido para conocer la enorme contribución al progreso de la humanidad de la primera mujer que ganó un premio Nobel, la primera científica también que ganó dos y la primera mujer entre el profesorado de la Universidad de París.

En su trabajo, Adiego y Marzo aludieron al aspecto físico de Curie, prematuramente envejecida de tanto trabajar en entornos radiactivos. Expuso su salud para desarrollar la teoría de la radiactividad. Citaron su forma de ser seria, agnóstica, muy trabajadora y comprometida con la ciencia. Y se sirvieron a algunos datos históricos, de la Europa de comienzos del siglo XX, del machismo de las instituciones científicas de entonces y de la Primera Guerra Mundial (donde Curie trabajó con sus ambulancias radiológicas) para contextualizar la figura de la revolucionaria Curie.

Adiego y Marzo echan de menos en Secundaria y Bachillerato una asignatura de historia de la ciencia, “para conocer el mundo”, dijeron. Ella estudiará Medicina; él, Biotecnología. Volverían a trabajar juntos, afirman, ahora que han recibido recompensa por sus esfuerzos. Agradecen a las profesoras de Elaios Eva Barranco y Pilar Moneo que les animaran a presentarse al concurso ‘Tras la pista de M. Curie’ y agradecen también la utilidad de Google Drive para trabajar en equipo.

Ana Flores, María Ferrer y Daría Albizu, alumnas de cuarto de la ESO en el Instituto Ítaca de Zaragoza, quedaron finalistas en el mismo certamen. Su propuesta fue la más atrevida, y más divulgativa también, de las tres finalistas. Articularon el trabajo en tres bloques (biografía, avances en la investigación y premios) e incluyeron un vídeo original para referirse a los muchos galardones que recibió Marie Curie; caracterizada de época y recibiendo en su pecho medalla tras medalla, con el himno polaco de fondo. Su power point fue sencillo y enriquecido con explicaciones que ellas no necesitaban leer en ningún sitio. Era el primer trabajo que hacían juntas. Y han comprobado que, con este tipo de experiencias, “se aprende mucho más”.

Alejandro Paricio y Daniel Molina fueron también finalistas. Estudiantes de primero de Bachillerato en el Instituto Elaios, elaboraron su trabajo a partir de información localizada en Internet. “Pero todo lo hemos contrastado, comparando unas páginas o blogs con otros, para evitar errores”, explicaba ayer Molina. Su presentación aludió al final a los cambios que viven hoy las mujeres dedicadas a la ciencia. “Sufren menos discriminación, pero aún queda mucho por hacer”. Han aprendido que “no es bueno trabajar con prisas y que no hay que hacer corta y pega”. Y contaron que, con algo más de tiempo, habrían dotado de efectos a su presentación, ya que la informática es lo suyo.

Publicado en Divulgación, Física | 1 comentario

Adopta una @moleculica

Ya está en marcha el concurso ‘Adopta tu Molécula’. Cada mes os contaremos la historia de una molécula sin decir cuál moleculicaes. El primer reto: adivinar de qué molécula se trata antes de que demos la solución al mes siguiente. Tranquilos, damos muchas pistas, es fácil. El segundo reto es que, si quieres, puedes adoptarla. ¿Te animas?

La ‘oficina de adopciones’ se encuentra en el Instituto de Síntesis Química y Catálisis Homogénea.

Este logo es una creación de Sr. Brightside

Por FERNANDO GOMOLLÓN BEL y JOSÉ IGNACIO GARCÍA LAUREIRO

¡Hola a todos! Soy una molécula. No os voy a decir cómo me llamo pero sí os voy a contar mi historia. A ver si sois capaces de saber quién soy. Mi historia, como la de muchas otras moléculas, ha tenido altibajos. He conocido tiempos buenos -todo el mundo me alababa, era la solución a todos sus problemas-, pero también malas épocas. Los americanos llegaron a decir que causaba cáncer. ¡Yo!

moleculica blog

Tengo dos padres. Los dos son químicos; uno es estadounidense y el otro ruso. No hay forma de encontrarme en la naturaleza. Mis papás me prepararon por primera vez a finales del siglo XIX, a partir de algo tan poco glamuroso como el alquitrán de hulla. Por pura casualidad, uno de ellos notó un sabor dulce en su mano después de haber estado trabajando conmigo. Investigando más a fondo, descubrió que era 300 veces más dulce que el azúcar (¡chúpate esa!). A principios del siglo XX comenzaron a utilizarme para endulzar los alimentos evitando añadir azúcar, lo cual era estupendo, especialmente para las personas con diabetes. Mi súbito éxito despertó temores, y la gente empezó a acusarme (sin pruebas) de no ser tan buena como parecía. Por suerte, el mismísimo Theodore Roosevelt, presidente de Estados Unidos, salió en mi defensa: su médico le había recomendado que me tomara para ayudarle a adelgazar. Aquella fue una rápida y dulce victoria.

Tras unas décadas de plácido éxito, a principios de los setenta mi buen nombre se vio arrastrado por el fango. Se me acusó de ser una molécula cancerígena y se solicitó que se prohibiera mi comercialización y consumo. Una serie de estudios demostraba que mi consumo regular aumentaba la proporción de cáncer de vejiga en ratas. El ensayo repetido poco después en ratones no fue concluyente, pero era demasiado tarde. La gente ya no quería que endulzara sus vidas. El mazazo más gordo llegó en 1972, cuando la Agencia de los Alimentos y Medicamentos estadounidense (FDA), me borró de su lista de aditivos alimentarios considerados seguros. Mi prohibición parecía estar a la vuelta de la esquina.

Afortunadamente, muchos químicos (como mis papás) siguieron investigando. Muy pronto, reunieron pruebas que ponían en duda que yo fuera peligrosa para el consumo humano. Por una parte, descubrieron que en la orina de las ratas se da una combinación única de pH, fosfato de calcio y proteínas que hace que en mi presencia se formen pequeños cristales en su vejiga. Piedras de riñón (¡pobres ratas!). A la larga, estos cristales terminaban causándoles tumores. Los humanos tenemos una orina algo distinta y no llegan a darse las condiciones que crean cristales en ratas. Más tarde, multitud de análisis demostraron con seguridad que no había mayor incidencia de cáncer de vejiga en las personas que me consumían habitualmente (diabéticos o adictos a las bebidas light bajas en calorías) que en las que tomaban azúcar.

No hace mucho, a principios de este siglo, por fin recuperé mi buen nombre. La Agencia de Protección del Medio Ambiente de EE. UU. me borró de la lista de sustancias potencialmente peligrosas. Soy como aquel al que condenan injustamente hasta que demuestran que el asesino era otro. Ha habido un nuevo juicio y ¡he salido libre sin cargos! ¡Ahora ya me podéis adoptar sin miedo!

Como muchas sustancias que se usan en alimentación, tengo mi propio número E, pero no os voy a decir cuál, que si no la adivinanza es demasiado fácil. Me consideran “un edulcorante no calórico”. Vamos, que conmigo no engordas aunque comas alimentos dulces. Normalmente no suelen venderme sola, sino acompañada con otros amigos míos edulcorantes. Entre todos, conseguimos que el sabor final sea delicioso.

¿SABES QUÉ MOLÉCULA SOY?

Manda tu respuesta y tus datos (nombre, dirección y teléfono) a milenio@heraldo.es, asunto Adopta tu molécula. Sortearemos un premio entre los acertantes. Fecha límite: 18 de diciembre.

¿QUIERES ADOPTARME?

Para ser una buena madre o un buen padre, tendrás que averiguar mis propiedades, usos y la opinión que la gente tiene de mí. No te preocupes si te parece difícil y una gran responsabilidad; desde el blog ‘Moléculas a reacción’, te ayudaremos y guiaremos en tu adopción.

Publicado en Química | 1 comentario

Teoría de la Relatividad General. Un aniversario relativo a una paradoja temporal por definición

Hoy, 25 de noviembre, y enmarcado en el Año Internacional de la luz y sus aplicaciones, se conmemora el centenario de la Teoría de la Relatividad General de Albert Einstein. ¿Es una efeméride real o, por el contrario, se trata de una paradoja temporal por definición?

172129main_gpb-earth-300dpi copy

La presencia de un cuerpo provoca la deformación del espacio-tiempo… en la teoría y en la práctica. NASA

 

LA TEORÍA Y LA PRÁCTICA El otro día, mientras contemplaba –porque el ritmo del filme invita a adoptar una actitud contemplativa– la premiada película ‘Interstellar’, un fragmento de diálogo entre dos de los protagonistas captó mi atención:

«–Las primeras anomalías gravitatorias lo cambiaron todo. De pronto supimos que era posible controlar la gravedad. Así que empecé a trabajar en una teoría…

–… Pero aún no la ha demostrado».

Una afirmación –o negación– pronunciada, además, en una película donde la Teoría de la Relatividad General de Einstein juega un papel ‘estelar’. Y digo ‘además’ porque justo este año, este mes, se conmemora el centenario de dicha teoría, ya que en noviembre de 1915 el físico alemán publicó tres artículos que la introducían.

Pero, ¿es realmente el centenario de la teoría o es, ‘por definición’, otra más de las paradojas temporales que esta encierra?

Porque, si bien en lenguaje coloquial se afirma que una cosa es la teoría y otra la práctica, en la práctica… científica una teoría se entiende y se define atendiendo a unos criterios mucho más estrictos, que exigen que el conjunto de ideas o proposiciones que la conforman hayan sido convincentemente comprobadas.

Y es entonces cuando surge la paradoja temporal, ya que la demostración o prueba definitiva que confirmó que la Teoría de la Relatividad Genera1919_eclipse_negativel (TRG) era correcta no se produciría hasta tres años y medio después, el 29 de mayo de 1919, por parte de la bautizada como ‘Expedición del eclipse’, organizada por Sir Arthur Eddington.

 

Eclipse del 29 de mayo de 1919.

EL TEJIDO ESPACIO-TEMPORAL El gran logro de la Teoría de la Relatividad General fue conciliar las premisas relativistas con las condiciones del Universo. Así, explica el tirón o atracción gravitatoria que cualquier cuerpo ejerce sobre un objeto cercano como consecuencia de que la presencia de ese cuerpo con masa deforma el tejido espacio-temporal. Igual que se deforma la tela elástica que los bomberos sujetan tensa cuando una persona cae sobre ella. Este tirón o deformación gravitatoria afecta a todos los objetos localizados en las proximidades del cuerpo, incluidos los rayos de luz, al estar constituidos por partículas: los fotones. Este fenómeno se conoce como deflexión de la luz y permitió a la expedición del eclipse confirmar la validez de la teoría einsteniana al medir la desviación que experimentan los rayos de luz procedentes de estrellas lejanas en su tránsito hacia la Tierra al pasar cerca del Sol debido a cómo curva este el espacio-tiempo.

Lo que, dicho sea de paso, ofrece una escapatoria que nos permite estar de aniversario si argumentamos que la teoría se confirmó con carácter retroactivo.

Y ahora lo explico: la proposición de partida de la relatividad es que la velocidad de la luz es finita. Por ello, la luz enviada por fuentes muy lejanas tardará un cierto tiempo en alcanzar la Tierra. Así, la procedente del Sol, a 150 millones de km de distancia, nos llega con 8 minutos de retardo. Pues bien, bastaría con que las estrellas estudiadas por la expedición del eclipse se encontrasen a, como mínimo, 33,4 billones de km de distancia (resultado de multiplicar los 1.290 días que van de la teoría a la práctica por los 300.000 km/s a los que viaja la luz en el vacío) o, para no complicarnos la vida, a al menos 3,5 años-luz; con lo que los rayos de la confirmación, al menos en origen, datarían de: ¡1915!

La estrella más próxima a nuestra galaxia es Próxima Centauri, descubierta, por cierto, también en 1915, el 12 de octubre, por el astrónomo escocés Robert Innes. Está situada a 4,3 años-luz, con lo que los rayos procedentes de la misma ya llegarían con el retardo necesario… en el supuesto de que pudiésemos verlos, que no es el caso dado que se trata de una estrella enana y no es visible a simple vista en el firmamento. Más a nuestro favor, ya que las estrellas más brillantes del firmamento son, por este orden, Sirio, a 8,1 años-luz; Canopus, a la increíble distancia de 310 años luz; y Alfa Centauri, la más cercana de las visibles, y que comparte sistema con Próxima, a 4,3 años luz. Con lo que, si asumimos que el rayo de luz que probó la Teoría de la Relatividad General salió de su estrella casi un lustro antes de la fecha de la medición, entonces sí, podemos festejar los cien años de la teoría a ciencia cierta.

LETRAS EXACTAS EN PALABRAS DE LA CIENCIA

  • HIPÓTESIS Explicación plausible de un fenómeno que puede y debe ser demostrable mediante experimentación u observación.
  • TEORÍA Conjunto de proposiciones que explican un fenómeno, que están convincentemente sustentadas por evidencias experimentales y que permiten predecir futuras observaciones. No obstante, una teoría no es una verdad absoluta y queda invalidada si en algún momento se realiza una observación que no puede ser explicada mediante la misma.
  • LEY Proposición, generalmente de carácter matemático, que describe la relación existente entre una serie de variables que determinan un fenómeno. Es de ley hacer notar que esta se limita a describir; la explicación del fenómeno corresponde a la teoría.
Publicado en Física | Deja un comentario

Las #wikimañas se hacen visibles en la editatón del día 28

El próximo 28 de noviembre tendrá lugar en Etopia una Editatón por la visibilidad de las mujeres ilustres vinculadas a Aragón. En una jornada maratoniana, se pretende completar la Wikipedia con las biografías de aragonesas que faltan en esta enciclopedia abierta.

MujeresAragonesas

LAGUNAS EN FEMENINO Nos parece que en la Wikipedia está todo, pero no es así. No hay ni rastro de la primera doctora de la Universidad de Zaragoza, la química Ángela García de la Puerta, ni de la primera licenciada (en Filosofía y Letras), María Dolores de Palacio y Azuara, ni de la cardióloga Martina Bescós ni de la farmacéutica Enriqueta Castejón o la actriz Luisa Gavasa…

En Wikipedia, como en otras enciclopedias, falta representación de mujeres. Para ponerle remedio, el próximo 28 de noviembre se celebrará en Etopia la Editatón por la visibilidad de las mujeres ilustres de Aragón, promovida por AMIT-Aragón y el Club de Opinión La Sabina, en colaboración con el Ayuntamiento de Zaragoza, la Universidad de Zaragoza y Wikimedia España.

Desde las 9.30, cualquier persona puede acudir a Etopia para editar contenidos sobre aragonesas ilustres y sobre colectivos feministas o para la igualdad de género de Aragón que todavía no estén en Wikipedia, así como actualizar y mejorar la información de artículos ya existentes. María Villarroya, presidenta de la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas (AMIT-Aragón), anima a participar, pues «cualquier persona que use un procesador de textos sabe editar en Wikipedia». Aunque hay que ir preparado, pues escribir un artículo en esta enciclopedia abierta «requiere de documentación previa, con fuentes fiables y contrastables que hay que referenciar. Se trata por tanto de un trabajo de investigación y queremos enseñar a hacerlo».

Desde L’Oréal Unesco for Women in Science España, patrocinadores de esta iniciativa, concretan que «el número de artículos que hablan sobre mujeres en la Wikipedia es un 12,78% inferior al de los que tratan sobre hombres». Concretamente, los artículos sobre científicas o sus trabajos de investigación en Wikipedia en español, «solo llegan al 6,7%». Así, «del total de artículos sobre personal investigador -797 en total-, 61 son sobre mujeres, frente a los 736 artículos que tratan sobre hombres». Además, en los artículos de Wikipedia sobre hombres, las palabras sobre su género son apenas el 1%, mientras en los artículos sobre mujeres, el 30% hacen referencia a su condición de mujer, madre o esposa».

EDITATON 1 (1)

Científicas participantes en la primera edición de la Editatón, celebrada en Madrid. L’ORÉAL

EDITATÓN DE CIENTÍFICAS El pasado 17 de abril se celebró en Madrid la I Editatón por la visibilidad de las científicas en Wikipedia. En la Residencia de Estudiantes, se escribieron y modificaron alrededor de 60 artículos sobre científicas españolas, más de la mitad biografías de investigadoras no presentes en la Wikipedia. Más de medio centenar de voluntarios y científicas acompañaron de forma ‘on line’ o presencial a investigadoras de la talla de Margarita Salas, Flora de Pablo o Pilar López Sancho, que editaron contenidos desde la Residencia.

Las expectativas de las organizadoras aragonesas de esta nueva editatón , que utilizará la etiqueta #Wikimañas en Twitter, son contar con «unas 30 o 40 personas, entre presenciales y ‘on line’». En este caso, no se editarán solo biografías de científicas sino de aragonesas ilustres de todos los ámbitos. «Queríamos trabajar conjuntamente con más mujeres aragonesas y otras asociaciones», explica Villarroya. Tras asistir al evento de abril en Madrid, «nos pareció que podría ser interesante, buscamos aumentar visibilidades y contactamos con el Club de Opinión La Sabina, que tiene su propia Wiki con muchas mujeres aragonesas, su objetivo es el mismo que el nuestro: visibilizar la labor de mujeres destacadas por su trabajo».

CÓMO SUBIR A UNA ARAGONESA ILUSTRE A LA WIKIPEDIA

Para participar en la Editatón, ya sea de forma presencial o de forma virtual, es necesario inscribirse con antelación. La inscripción es totalmente gratuita y se realiza a través del enlace de ‘Inscripción en la editatón de mujeres ilustres aragonesas’. Para participar ‘on line’, es también necesaria la inscripción, con el fin de incluir en las estadísticas del evento las ediciones realizadas.

Aquellas personas que no sean usuarios de Wikimedia, tendrán que crear su cuenta para editar en Wikipedia. Puede hacerse desde el formulario de inscripción en el evento.

A quienes faciliten sus datos personales al inscribirse, se les entregará un certificado de asistencia.

Es más que aconsejable que los participantes lleven pensado sobre qué mujeres aragonesas y/o colectivos (aquí se puede encontrar una lista de sugerencias) van a escribir. Y no solo eso, conviene que lleven los textos preparados, a ser posible en formato electrónico, puesto que, al tratarse de artículos enciclopédicos, se requieren referencias para enlazar a fuentes de información fiables, que Wikipedia verifica.

María Villarroya aporta un último consejo a tener en cuenta: «Es importante ser escuetos y neutros al redactar. Sobre todo al escribir sobre personas que conocemos y a las que tenemos afecto porque, al ser un documento informativo, hay que valorar los logros y contar lo que han hecho, pero siendo neutros».

LA CITA

  • CUÁNDO Sábado 28 de noviembre, de 9.30 a 13.30.
  • DÓNDE Etopia, Zaragoza.
  • LA JORNADA Tras explicarles cómo realizar ediciones, los participantes comenzarán a editar. Se dispondrá de ordenadores en las salas, atendidas por voluntarios de Wikimedia España y otras organizaciones colaboradoras, pero se puede acudir con portátil propio, ya que habrá conexión wifi gratuita.
Publicado en Ciencia y sociedad, Internet | Deja un comentario

¿Quieres hacer ciencia en familia?

Por CARMEN SERRANO

¡Haz algo diferente para colaborar con la ciencia! Las tres generaciones de una familia están invitadas a participar, el jueves 22 de octubre, en un divertido experimento de ciencia ciudadana en el campus Río Ebro de la Universidad de Zaragoza. Si tienes entre 17 y 19 años y puedes contar con tu padre o madre y tu abuela o abuelo, o si tienes un hijo de esa edad y quieres invitar a tu padre o madre a pasar un rato en familia, la Fundación Ibercivis y el Instituto de Biocomputación y Física de Sistemas Complejos (Bifi) os animan a inscribiros aquí.

Experiment_ZGZ

La participación en el experimento científico será sencilla y amena. También retribuida económicamente y premiada con un diploma, un ágape y el sorteo de una tablet. Vosotros sólo tendréis que interactuar en una especie de juego de toma de decisiones. Y de manera tan fácil estaréis colaborando en un estudio científico sobre comportamiento social.

Lo mejor viene al final: los participantes disfrutarán de una visita guiada a las instalaciones del Bifi, recorrerán sus laboratorios de bioquímica, biología y biocomputación, donde se estudian células madre, desarrollo de fármacos y plegamiento de proteínas, química cuántica, redes complejas…, y conocerán desde dentro el funcionamiento de un instituto de investigación científica.

Recordad inscribiros antes del 19 de octubre para poner vuestro granito de arena en futuras investigaciones y publicaciones científicas. Podréis elegir participar a las 18.30 horas o a las 19.30. Para cualquier duda, podéis escribir a cgracia@bifi.es o llamar al teléfono 876 555 408.

Ciencia_en_familia_fv

 

Os lo agradecerán los investigadores del Bifi y la facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Zaragoza, que realizan este estudio junto con la Universidad Carlos III de Madrid. Es un equipo liderado por Yamir Moreno y Alberto Molina, profesores ambos de la Universidad de Zaragoza, y Anxo Sánchez, de la Carlos III, que es puntero en el mundo en la investigación de dinámicas sociales.

La Fundación Ibercivis se encarga de la organización del experimento, ya que es experta en gestión de proyectos y en desarrollos de ciencia ciudadana.

Publicado en Ciencia y sociedad | Deja un comentario

Unas cuantas razones para inscribirse en las jornadas D+i

Si eres científico y tienes ganas de contar al mundo lo que haces, o eres periodista, profesor de ciencias o artista, si simplemente estás interesado en una divulgación científica diferente, que llegue de verdad al ciudadano y eleve su cultura y pensamiento crítico, en las III Jornadas de Divulgación Innovadora D+i, en Etopia, recibirás un montón de ideas, contactos y nuevos estímulos. Ya está abierto el plazo de inscripción para asistir los próximos 23 y 24 de octubreSerán dos días de convivencia, en Zaragoza, con profesionales de la divulgación venidos de toda España y, este año, también de México.

Ciencia clandestina (2)

‘Ciencia clandestina’, un proyecto de la Universidad de Córdoba.

Jorge Wagensberg, José Cervera y Ángel Figueroa serán esta vez los conferenciantes D+i. Y en los diálogos participarán más de veinte divulgadores, que contarán cómo divulgar fuera de contexto y a deshora para sorprender al público, cómo implicar a ese público en unos proyectos, así, más efectivos, cómo exprimir tecnologías y formatos para seguir sorprendiendo y cómo enfrentarse al ‘más difícil todavía’. También, a petición de participantes en ediciones anteriores, habrá respuestas a la pregunta ‘¿quién paga esto?‘; responderán emprendedores y representantes de La Caixa, empresas de crowdfunding y la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología.

Si te inscribes en las D+i, participarás además en un taller de microrrelatos científicos, en otro de chocolates que incluye cata, en la actividad de la AECC Divulgadores Anónimos, en el concurso Science Quiz y en experimentos tabernarios en la barra del bar de Etopia. Y asistirás a espectáculos de teatro (‘Amor en tiempos de crisis’) y monólogos de humor con Natalia Ruiz Zelmanovitch, FameLab y RISArchers.

Pero aún hay más: comprobaremos in situ la efectividad de los mensajes científicos con divulgación In Vivo, con el público al que D+i invita por las tardes al público de la ciudad a participar en las Jornadas y a asistir gratuitamente a todos los espectáculos. Este año, las personas invidentes están invitadas a participar en un taller de Astronomía Accesible. E incluso por la mañana, el sábado 24, niños y adultos podrán realizar un fantástico Viaje Interplanetario.

Las Jornadas D+i están organizadas por la Fundación Zaragoza Ciudad del Conocimiento en colaboración con el Ayuntamiento de Zaragoza. Son coordinadas por Pilar Perla y cuentan con el apoyo especial de la Fundación Española de Ciencia y Tecnología y la colaboración de la Asociación Española de Comunicación Científica, el Centro de Estudios de Ciencia, Comunicación y Sociedad de la Universidad Pompeu Fabra, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, la Universidad de Zaragoza y la Fundación Ibercivis. La revista ‘MUY Interesante‘ es media partner de D+i.

Publicado en Divulgación, Sin categoría | Deja un comentario