Ciencia de papel

Una hoja de papel es el principio y el final.

Como la música, el origami se puede componer e interpretar. Las instrucciones de doblado son como una partitura: una guía para que el intérprete se exprese. Así lo cree Robert J. Lang, experto en origami.

Pero el origami no solo es un malabarismo estético que nos relaja contemplar pese a los dobleces que dominen el papel. A veces necesitamos que algo se pliegue al máximo para desplegarse en el momento oportuno. Ya sea un airbag , las antenas de una sonda espacial o un ‘stent’ que devuelve la luz a un vaso sanguíneo.

Lo descubro en la TED Talk de Robert Lang, vía Gaussianos  en Amazings.

Esta artesanía combina lo más táctil y manual con un cerebro matemático capaz de doblar un plano antes de tocarlo. Los matemáticos investigan y teorizan entre las dobleces;  también diversas herramientas computacionales resuelven problemas de origami y generan los ‘planos’ del tesoro de superficies de revolución, teselaciones y simetrías traslacionales.

Un avión de papel puede llevarnos tan lejos…

‘Dollar F-35 Joint Strike Fighter, opus 569’, creado y doblado por Robert Lang con un billete de un dólar.

‘Tree Frog, opus 280’, creada y doblada por Robert Lang a partir de una hoja cuadrada. Origami: sin cortar ni pegar.

Esta entrada fue publicada en Arte y ciencia. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Ciencia de papel

  1. Mariana piña dijo:

    Me encantaría aprender a hacer el avión en un billete. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *