Acerca de

Una cita con lo último, lo bello, lo asombroso, lo desconocido, pero también lo más próximo y humano de la ciencia. Ciencia como mirada, como duda, como pregunta, como búsqueda. Conocer mejor el mundo que nos rodea y divulgarlo es una aventura maravillosa. Convierte curiosidad en asombro. Descubre, sugiere, reta. Y tiende a infinito, porque cada paso siembra nuevas preguntas. Personalmente, no creo que mi opinión sea demasiado importante, pero espero que las preguntas que, a través de este blog, me haré en voz alta, generen una conversación interesante. Abrir esta ventana es también una estupenda ocasión para experimentar (¿por qué no?) con la divulgación. Por eso, sospecho que a veces habrá sorpresas minimalistas y espero que sugerentes. Pero no estoy sola en este barco. Enriquecerán este espacio las aportaciones de varios colaboradores de Tercer Milenio, creativos y brillantes como pocos. Divulgadores con luz propia. Y, como no hay ciencia sin observador, solo faltas .