Experimentos in da notte: rock recitado

Encarna al eterno y frenético agitador cultural, aunque últimamente creo que está más calmado. Me gusta cómo escribe y cómo habla Octavio Gómez  Milián, pero sobre todo le envidio (sanamente). Y no sólo a él, sino a todos cuantos poseen una gran capacidad para multiplicarse, para estar en mil sitios y hacer tantas cosas diferentes.

En una de las primeras ocasiones que hablé personalmente con mi admirado Joaquín Aranda (columnista, crítico musical, literario y cinematográfico de Heraldo, amén de muchas otras cosas más), me inquirió de inmediato algo así como, “¿pero tú, además, qué?”. Daba como por supuesto Joaquín que no solo de aquellas pamplinadas, como él consideraba el pop y el rock –menudos rebotes me hacía pillar-, me alimentaría yo, sino que además dominaría con profundidad el cine, la literatura, el arte… Le decepcioné porque, en efecto, la música, sin opacar otras inquietudes, ha sido y sigue siendo el foco central que ilumina mi vida y al que obstinadamente y gozosamente le dedico horas y horas, aunque  dándome cuenta de que cada día soy más aprendiz de pintor, que cantaba Sabina. Me siento como un monolito. Por eso me deslumbra toda esa gente que es capaz de moverse con tanta agilidad por las más diversas expresiones culturales y absorber y regurgitar conocimientos como el que silba el estribillo de una canción facilona. En esta ciudad hay muchos de estos ‘sabios de todo’, renacentistas diría el cursi.

Uno de los últimos en sacar plaza en este ilustre claustro, creo, es Octavio Gómez Milián. Se mueve por los garitos musicales, impulsa revistas culturales, graba discos de homenaje a Leonard Cohen, Bunbury…, maneja un blog, compila la historia del pop aragonés, escribe libros, publica columnas político-sociales con mucho sentido en el Heraldo, sale en la tele, hace radio, lee…, y no sé cuántas cosas más, que me perdone, porque no lo sigo a pie juntillas ni le conozco personalmente… Bueno, claro, hasta tiene montado un grupo musical, que es el objetivo de esta entrada, Experimentos in da notte.

Un grupo especial y poco al uso. Él ni canta ni toca instrumento alguno, se dedica a recitar sobre un fondo musical, eso que se llama ‘spoken word’ y que viene de lejos, desde Gil Scott-Heron y Patti Smith, y puede que antes, pues no es género que conozca a fondo ni me atraiga especialmente. En realidad, un género algo coñazo para mí, porque quizá soy así de drástico: o música o recitado, pero ambas cosas a la vez… Las prefiero por separado. Pero, como todo en la vida, hay excepciones, y esta de Experimentos in da notte es una de ellas.

Su primer disco, ‘Negro’, engancha. Fundamentalmente, como escribía el otro día en el Heraldo, por la mullida alfombra musical que le tienden a Octavio sus compañeros de trío, Pablo Malatesta y Luis Cebrián, más el colectivo cambiante de músicos que colaboran en él; una alfombra con  moteados  velvetianos, morriconianos, blueseros, rockeros, flamencos… sobre la que Octavio esparce su tromba de palabras, sus recitados sobre sexo, amor, política, muerte, drogas y vida cotidiana, en un ejercicio tan insólito como reconfortante. Estoy seguro de que este ‘culto’, como escueta y jocosamente le subtitulaba el desaparecido programa televisivo ‘Clic’, de la TV autonómica -¿cuándo, coño, lo recuperaréis Quílez and company, que ya vale de fútbol, vaquillas, recortadores, rancias series americanas y hasta jotas, que, con lo que me gustan, las voy a aborrecer por saturación-, estoy seguro, como decía, de que Octavio podría darle más rendimiento a los ‘experimentos’ si contara con voz más profunda y hasta ‘musical’, pero no es Leonard Cohen ni Labordeta, así que es lo que hay: un experimento insólito, con mucha música de fondo y sobre ella el frenesí literario de este bardo tan atípico, que, por cierto, me da que es tan devoto de santa Jane Birkin como yo, lo cual me une con él umbilicalmente más de lo que me pensaba.

http://www.youtube.com/watch?v=o1Rnl2QJCGQ
Esta entrada fue publicada en Aragón. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Experimentos in da notte: rock recitado

  1. Octavio es muy grande (y además me mima de vez en cuando colaborando en el blog sobre Días y otras alianzas que tenemos por ahí así que no soy imparcial). ‘Experimentos in da notte’ mola mucho. El corte que has puesto tiene momentos bestiales, y por cierto haciendo una asociación de ideas con el tema recurrente últimamente, hay un momento ascendente en el medio en que parece que va a continuar con un Cuervo… se apoya en tu puño… y es compañero de cada uno de tus segundos…

    🙂

  2. coleto dijo:

    Pues no los había oído nunca, pero al menos la canción que enlazas suena la mar de bien

  3. JOCANTARO dijo:

    Está bien, pero lo veo una copia algo descarada de algunos de los discos y canciones del bueno de Javier Corcobado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *