Rock y literatura, de nuevo de la mano, en otro disco-novela de Insolenzia

Daniel Sancet, Isabel Marco, Félix Ruiz, Miguel Lúcia, Daniel Benito y Chuan Pablo Sancho forman Insolenzia. Son de Alagón (Zaragoza) y todo un modelo de autogestión: tienen su sello discográfico propio, Carcajada Records, se encargan del grafismo, de su propia oficina de contratación, gestionan sus vídeos…, y, por supuesto, componen y graban sus propias canciones. Pero, item más,  son pioneros en España, y puede que fuera, en algo absolutamente excepcional y atractivo: con cada disco entregan una novela exquisitamente presentada y sobre todo escrita que construye el mismo cantante del grupo, Daniel Sancet, licenciado en Historia, sobre las mismas canciones del disco, una vez acabadas estas. Grave y bendita ‘insolenzia’ contra el sistema establecido de producción musical y creativa.

No ya por su forma de autogestión y de plantarle cara a los malos tiempos que corren para la lírica sino porque además lo que ofrecen tiene sustancia y contenido. El nuevo disco, ‘Me quema el sabor de tus ojos’, como los dos anteriores, sigue los derroteros del rock urbano y barrial, teniendo a Barricada, se podría decir, como gurú espiritual. No es extraño que si en la entrega anterior se implicó el mismo Enrique Villareal en esta sea el guitarrista Alfredo Piedrafita quien haya colaborado y su hijo, Iker, se haya hecho cargo de la producción.

Puede intuirse de inmediato que las canciones lleven trilita. Y más aún en este disco, en que ni tan siquiera han dejado espacio para la balada, como lo hubo en el primero (‘Abulias quebradas’) y menos aún para aquella incomprensible asturianada que colaron en el segundo, aunque eso a lo mejor tiene que ver algo con la agilísima novela, desarrollada básicamente en Ribadesella. Aquí, todo, musicalmente, corre a velocidad no límite pero sí acelerada, ese rock cañero y a la vez melódico que no deja un minuto para el respiro, desde el inicio con ‘A pleno pulmón’ (no, nada que ver con Miguel Ríos) hasta el final, con ‘Deja de ser’. Nueve canciones guitarreras ejecutadas con vigor y precisión, con unas letras muy elaboradas y trabajadas, y, ahora sí, como se les pedía en el disco anterior, con expansividad, con murallón de guitarras y contundencia en la base rítmica.

Portada de la novela

No puede pasar por alto, es imposible, la presencia en el sexteto de la guitarrista y co-cantante Isabel Marco. Ella le da un plus de sensual visibilidad a un grupo de estas características, pero no solo eso, su voz y sus coros distinguen las canciones, las sellan de forma singular, no digamos cuando su imagen protagoniza el clip de salida del disco o sus estilizadas piernas ocupan la sugerente portada de la novela. Novela, por cierto, que como la anterior, se lee de tirón, perfilando Sancet, con una escritura fluida y coleguil, pero muy trabajada y pensada, un retrato del mundo juvenil más real del que muchos padres pueden imaginar. Sancet me da que va a dar mucho de sí escribiendo, lo hace de p.m.

Esta ‘insolencia’ ha sido posible no solo por el talento y las ganas del sexteto sino porque además cuenta con una camarilla de fans de toda España que, lo nunca visto, sufragan los gastos del disco comprándolo por anticipado. En esta ocasión, han sido alrededor de 150. Todos sus nombres figuran al final de la novela. En fin, una ‘insolencia’ que no ofende sino que, al contrario, reactiva neuronas y músculos para disfrutar de una clase de rock inmarcesible mientras se toma una cerveza, se suda en uno de sus conciertos… o se lee su atractiva novela. Como dicen ellos, una nueva forma de entender el rock y la literatura.

Aquí, el clip primero del disco: ‘Barro consentido’

Esta entrada fue publicada en Aragón. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Rock y literatura, de nuevo de la mano, en otro disco-novela de Insolenzia

  1. Pingback: Excelente crítica en Heraldo de Aragón | Insolenzia, Me quema el sabor de tus ojos

  2. nosferatu dijo:

    Ese estilo de rock urbano no es que sea uno de mis estilos favoritos, pero reconozco que este tema no suena nada mal, engancha…eso si, recomiendo al cantante no esforzarse tanto en parecer duro, si suavizara un poco ese tono “trashmetalero” ganaría el grupo bastante, pero con un matiz: si suavizandola se va a parecer a la voz del cantante de Pig Noise, déjala como está, por que eso de aparentar ser un grupo duro y cañero (esto va por Pig Noise), y al abrir la boca para cantar, dar la sensación de ser un “castrato boy”, da pena. ¿os imagináis a Motorhead cantando con voz de pito?, brhrhhhhhhhh¡¡¡, que escalofrios.

  3. peloto dijo:

    Hombre pues tienen mérito como se autogestionan pero algo les falla. No he leído la novela, seguro que escibe bien. Hala, como cantante deja bastante que desear, hace poco los vi en PLAZA y no canta nada y presencia escénica poca la verdad, que para ser cantante es lo que hace falta. Creo que hasta desentona con la banda, la cual creo que rockea la mar de bien. En mi opinión ganarían con Isabel de solista, pues tiene mucha clase. El escritor que sea letrista.

  4. Milano dijo:

    Me alegro de que cumplan la “promesa” del prologo del primero: que serían 3 libro-novelas, una por año. Ya tengo autoregalico de reyes 🙂

    La banda suena de escándalo. Y de mi debilidad por Isabel (en el sentido musical!) como vocalista ya comenté por estos lares…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *