“¡Yo soy el toro!” Bono y U2 en el Bernabéu, hace 25 años

No es mi intención convertir este blog en un cuaderno de efemérides, pero el rock tiene también memoria histórica, y ya muy abultada, y en él hay fechas que no pueden pasarse por alto, fechas redondas. Así que, si la semana pasada rememoraba los 30 años de los Rolling Stones en el Vicente Calderón, en el famoso ‘concierto de la tormenta’, esta hay que evocar obligadamente otra fecha memorable y redonda, la del 15 de julio de 1987 en el estadio Santiago Bernabeu, o sea, el monumental debut de U2 en España, hace 25 años.

¿Lo recuerdas? ¿Estuviste allí, en aquella peligrosa pero a la vez gozosa ratonera en que se convirtieron gradas y césped por la venta desmedida de entradas? Echo mano de nuevo del archivo para rescatar la crónica que redacté del concierto, en el que además de U2, actuaron Big Audio Dynamite, UB-40 y The Pretenders. Habría que añadir bastante más en lo musical a la crónica, pero el espacio daba para lo que daba, y eso que Heraldo se volcó, calificándolo en antetítulo como ‘el concierto del año’, dándolo a toda página, en aquel Heraldo-sábana de antaño, e incluso colocándolo destacadamente en la última página, cosa excepcional.

El Bernabéu fue la primera vez que se abrió a un concierto de rock, y quizá por el mogollón que se montó, con peligro ‘heyseliano’ real si se hubiera producido alguna avalancha, tardó en volver a abrirlas. Lo curioso del caso fue que en principio, el promotor del concierto lo contrató como actuación de aforo mediano para San Sebastián (si mal no recuerdo), pero aquello ocurrió cuando todavía U2 no había subido a los cielos de la fama masiva, es decir poco antes o nada más salir el álbum ‘The Joshua Tree’, allá por marzo del 87. Mas el disco comenzó a dispararse en todo el mundo y viendo el clarísimo ‘pelotazo’ que tenía en las manos, la promotora –Tiburón- llamó a las puertas del Real Madrid. Se las abrieron y ello dio pie a aquel memorable concierto, con Bono trepando por los andamiajes del escenario o portando un gran foco, amén de su famosa frase ‘¡Yo soy el toro!’ cuando la gente –entregadísima desde el principio- empezó a corearle ‘torero, torero….’ tras cantar ‘The Electric Company’ y a continuación emprenderla con el ‘Help’ de Los Beatles.

Todo aquello lo guardo en mi memoria y en la grabación que pude realizar y que todavía sigo escuchando con sumo agrado pese a su deficiente sonido. Esta fue la contraportada del ‘bootleg’ doméstico que me fabriqué para consumo interno, con el título de las 20 canciones que los irlandeses tocaron aquella memorable noche de julio del 87. Veinticinco años se cumplen pasado mañana, domingo. ¡Torero, torero….!

 

Esta entrada fue publicada en Internacional. Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a “¡Yo soy el toro!” Bono y U2 en el Bernabéu, hace 25 años

  1. Hans dijo:

    Pues si, si que estuve. Aucinante. En el cesped. Perfectamente consciente de lo peligrosísimo del asunto, perfectamente consciente de que algo estratosférico. Pasé de B.A.D. absolutamente pero el resto del concierto lo ví con auténtica devoción. Entonces aún me gustaba U2 (sigo pensando que ‘under a blood red sky’ estaría en mi top twenty absoluto, pero luego mi pasión fue decreciente), y en cuanto a los chicos de Crissie Hynde, qué decir. Había estado unos años antes viendo a los Dire Straits en MAD, pero esto fue impresionantísimo…

  2. Nieto dijo:

    Pues si, tambien estuve y en el cesped por supuesto. Estaba haciendo la mili en Aranjuez y estuve arrestado hasta el mediodia, que me lo levantaron y pude ir. Sólo porque no tenia entrada y cuando la pude conseguir en la reventa, 7500 pts. ya llevaba media hora empezado. Hoy recordandolo aún se me pone la carne de gallina, pedazo de concierto, esa Chrissie Hinde cantando con los UB40, dios que tiempos. GRAAACIAS

  3. CNT1900 dijo:

    ¡Qué decir de ese concierto!, me planté en Madrid con mi amigo Pedro y con una entrada y entre los dos pagamos otra en la reventa, 10.000 de las de entonces si mal no recuerdo. Fuimos en tren y volvimos al siguiente día, conocí a la que luego sería mi novia en el tren, ¡qué verano, qué recuerdos!, creo que casi todos estábamos ennamorados de Chrissie Hynde, yo fui al concierto porque conocía desde los 70 a los U2, no por Joshua Tree, pero para mi fue memorable, ¿no sabreis si existe el concierto grabado?, sería “la bomba” poder volver a disfrutarlo. Gracias por hacernos recordar este día.

  4. SusanQ dijo:

    Yo no estuve pero sí en otras ocasiones como en el Vertigo Tour en el Vicente Calderón, 360 grados en Barcelona dos noches y en San Sebastián. Para mí los conciertos más especiales y maravillosos de mi vida. Siguen siendo para mí los más grandes. Le he dado a guardar como a tu crónica de recuerdo Matías, gracias por compartirlo. Debió ser algo único e inolvidable.

  5. gonzalo dijo:

    yo no fui a ese concierto por que con 15 años no me lo podia ni plantear pero lo tenia grabado en una cinta y lo escuche cientos de veces. luego he tenido la suerte de verlos en todas las giras posteriores, increibles sobre todo los zootv del 92 y acojonante el popmart del 97 aunque el disco que presentaban no era de los mejores.

  6. Mr. Abbey Road dijo:

    Yo estuve en ese concierto. Tenía 18 años, la selectividad recién aprobada y preparandome para irme un mes a Londres “a aprender inglés”. Uno de los mejores veranos que recuerdo. En el cole tuve un fantástico profesor de inglés llamado Carlos Labay quien en COU nos hizo sacar la letra de “with or without you”, “hymn to her” de Pretenders, “Don’t give up” de Peter Gabriel, y “On the beach” de Chris Rea. Este profesor nos insistía en la trascendencia y enorme calidad de este material que nos estaba haciendo descubrir y consiguió “envenenarnos” -me consta- a muchos de clase. En ese concierto viví dos de estas canciones, y en septiembre de ese año “don’t give up” en un magnífico concierto de Peter Gabriel (con Youssou N’Dour) en Donostia (para ver “On the beach” en directo tuve que esperar a 1998 en Stuttgart). Un abrazo para Carlos Labay, qué importante fuistes para los chavales… y para las chavalas!!!

    Recuerdo el ambientazo de camino al Bernabéu, el metro era un hervidero. Había la sensación de que algo grande iba a ocurrir. Qué calor hacía. Para colmo yo me compré dos camisetas de U2, una blanca que conservo completamente raída, y una negra que compré para mi amigo Eduardo S, que como en la canción del Boss “we liked the same music we liked the same bands we liked the same clothes” (y, añadiría yo, we liked the same girls too!!!). También recuerdo la reventa, ya veo que algún bloguero estaba por allí entonces.

    La gente fue llegando escalonadamente mientras tocaban los B.A.D. y UB40, para cuando salieron los Pretenders ya estaba aquello bastante lleno -qué discazo “Get Close”, mi hermana me regaló el cassette para mi cumple de ese año (era una época que había gente que mantenía que el cassette se escuchaba mejor que el vinilo). Por cierto, supongo que en ese concierto tocaron Robbie McIntosh (¡GENIO!) y Blair Cunningham, que más se integraron en la banda de Paul McCartney. El concierto de los Pretenders fue fantástico.

    El concierto de U2 tuvo bastante de litúrgico. Estaba exento de la parafernalia audiovisual de los siguientes -y formidables- conciertos que vi (en el Sant Jordi en el ’92 y el de PopMart en el Calderón). Era de noche ya cuando durante “bullet the blue sky” Bono tuvo el momento “foco” e iluminó al público, realmente me sobrecogió ver tanta y tanta gente, no cabía un alfiler. Cuando se habla del término “valdanista” de miedo escénico al Bernabéu me acuerdo de esas sensasiones durante el concierto. Recuerdo algún comentario jocoso a mi alrededor sobre “qué suerte pisar el césped del Bernabéu”, aquéllo tardó en repetirse por cómo quedó al final del concierto.

    Por supuesto, cómo no recordar el momento “yo soy el toro” con Bono subido a los andamios del escenario con la bandera blanca, Bono (qué grande Bono) estuvo de 10. Cuánto carisma y cómo conectó él y todo el grupo con el público. Los U2 estuvieron potentes y enormes aquella noche.

    Un concierto histórico. Qué suerte haber estado allí. Gracias Matías por volverme a traer estos recuerdos, que conservo con tanto cariño y pasión. Qué pensaría ese chaval de 18 años si viera quién soy ahora, haciendo una crónica “alla Megg” de aquel concierto. En estos tiempos “procelosos” estos recuerdos adquieren un valor incalculable.

    • Megg dijo:

      Esto va de crónicas, (en mi caso pseudo-crónicas) amigo mío. Y la tuya es muy emotiva y efectivamente, de un valor incalculabe.
      Eres una caja de sopresas. Menudos conciertos has vivido… ¿habrá más, no? No sé porqué me da a mí que esto es sólo la punta del iceberg. ¿Acierto?

  7. José Carlos dijo:

    Todavía me recuerdo apabullado por los watios (sobre todo cuando tocó U2) en el mismo centro del terreno del Bernabéu. Grandioso concierto de principio al fin (a Big Audio Dynamite no le hizo caso nadie) y buenísimos recuerdos de ese gran día.

  8. Matías Uribe dijo:

    Estupendos recuerdos y estupendos comentarios. Pagar 7.500 pesetas por la entrada tuvo sus tela, pero es que los irlandeses se habían disparado ya en la bolsa. Otra frase en español de Bono que enervó a la audiencia al principio del concierto: ‘Este es un lugar muy grande, pero U2 y vosotros sois más grandes!!!!!
    CNT1900, por Internet circula una grabación del concierto.
    Y Mr. Abbey Road, no le imaginaba tan fervoroso de U2. Ojalá todos hubiéramos tenido profes del estilo Labay.

    • Mr. Abbey Road dijo:

      U2 me ha acompañado desde la adolescencia. La irrupción de sus discos han coincidido a veces con momentos importantes de mi vida, siendo la banda sonora de algunas vivencias. Los admiro profundamente. La transformación/metamosfosis de la época “mesiánica” a Achtung Baby/Zooropa tiene un mérito enorme, al alcance sólo de los elegidos, es historia del rock. De los últimos años, de toda la música que he escuchado, me cuesta encontrar una canción más fina que “In a little while”, u otra canción que me haya llegado tan hondo desde la primera escucha como “Electrical storm”. “Walk on” me conmueve cada vez que la escucho. En una ocasión disfruté muchísimo una entrevista a Bono para un documental sobre los Beatles: reclamaba el carácter irlandés de los Beatles por su irreverencia y desafío frente a la autoridad. Muchos critican -quizá a veces con razón- a Bono, pero ahí tenemos a un cantante/compositor/frontman que es un fuera de serie. Y qué decir de the Edge, inspiración de muchos guitarristas (Megg, por ejemplo Juan Aguirrre???).

  9. Yo solo recuerdo la bronca en casa por no dejarme ir al concierto (tendria 13 años entonces… ) y una espinita que no me pude quitar hasta la gira del ZOO TV (y posteriores). La biblia del rock de los 90 hizo el resto. No renegaré de lo mucho que aprendí de U2 (aunque considere que los últimos trabajos están a la altura de Maroon 5)

    CNT1900: ¿Que U2 se conocía mas allá de la escuela de Mount Temple en los 70?

  10. Bonomax dijo:

    Pues no pude verles en aquella ocasión, tendrían que pasar 6 años, convertidos ya en los reyes catódicos, para verlos en las tierras del Manzanares junto con los eternos Ramones, pero sin duda aquel concierto del 87 debió ser único e irrepetible. Eran aquellos tiempos en los que el Sr. Hewson todavía se podría permitir trepar por andamios con banderas al viento, desgraciadamente ahora nos contentamos con un par de vueltas al corazón en Where the streets have no name… dichosos hierros alemanes !!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *