Los número 1 de 2016

Ojeada a los discos más destacados del 2016 ahora que ya se han confeccionado, o son públicas, todas las listas más notables del panorama musical: la veteranía mínima de Bowie, así como la de Nick Cave y Leonard Cohen, la explosividad híbrida de Beyoncé y la proliferación del rap y el hip hop se imponen en el resumen final. Son las notas más destacada del año.

Las webs volcadas fundamentalmente en el indie avientan, como es natural y tradicional, una parva espesa de nombres absolutamente incógnitos para el gran público. Pitchfork coloca a Solange (o lo que es lo mismo, la hermana menor de Beyoncé, que tiene bonita, recogida y melódica voz –lo que la distancia de la hermana- pero que se pierde en medio de un puñado de canciones insulsas, con ribetes de hip hop, rap y nuevo R&B, de escaso punch emocional y artístico y con algún gorgorito exhibicionista, caso de ‘Cranes In The Sky’) en el número 1. Los dos siguientes discos de la tabla, firmados por Frank Ocean y Beyoncé, se mueven en parámetros musicales cercanos.

La española Jenesaispop insiste en la parva de incógnitos, aunque se rinde a los clásicos y termina por colocar en el primer puesto a Bowie y su ‘Black Star’. Ternura coyuntural o reconocimiento de que ante la veteranía llevada con dignidad no hay jovenzuelo que en estos momentos le tosa. Algo parecido a lo que le ocurre a Mondo Sonoro, que aún amplifica el síntoma, decantándose por Nick Cave y su ‘Skeleton Tree’ para el número uno y por Bowie para el dos, siguiendo luego la parva incógnita, con abundancia rapera, crucifixión, ¡ay Dios!, que se reitera en todas las listas de las publicaciones ‘modernas’.

El NME británico insiste hasta aburrir en estos dos géneros (el rap y el hip hop), aunque curiosamente opta por The 1975 y su segundo álbum, de largo título, ‘I Like It When You Sleep, For You Are So Beautiful Yet So Unaware Of It’, como cimero del año pasado. Un disco al que ya le dediqué una entrada en este blog y que, cargado de la más disparatada mezcolanza, agota en la escucha tanto como la largura de su título. Nada del otro mundo, y menos para figurar a la cabeza de lista alguna, mas la ‘Biblia’ británica’ dixit.

La americana, es decir, Rolling Stone, destaca a Beyoncé y su ‘Lemonade’, al igual que hace Billboard, una coincidencia excesiva, que no sé qué tiene la ‘nueva reina’, aparte de una poderosa  voz, para tanto premio.

Rockdelux, también cargadito de rap y hip hop, apuesta por el luctuoso y duro ’Skeleton Tree’, que no está mal (la elección)aunque no sea de lo más notable del australiano (ver la entrada en este blog). Y, por último, Ruta 66 coloca en el 1 a Drive-By Truckers y su ‘American Band’, disco mediocrísimo, un quiero y no puedo de ‘american band’ con un irritante cantante que a la primera canción, con su desmedido e inútil esfuerzo por entrar en los predios de Neil Young, echa para atrás.

Panorama, la verdad sea dicha, un tanto desalentador, toda vez que cuesta realmente destacar un disco del año pasado con perspectivas de clasicismo y perdurabilidad o al menos con seguridad de que tarde o temprano volverá al reproductor personal de quien suscribe. No hay mucho que sorprenda, que se quede en la retina de los oídos, curiosamente cuando la producción que cada año llega al mercado es oceánica. Si acaso ese también oceánico segundo álbum –‘Love & Hate’- del londinense Michael Kiwanuka, con una de las introducciones más ambiciosas que se recuerden desde los tiempos de Isaac Hayes, esos epopéyicos diez minutos de ‘Cold Little Heat’.

Personalmente, no obstante, lo tengo muy claro: el disco de réquiem de Leonard Cohen, ‘You Want It Darker’, es mi número 1. Volveré a escuchar esta sobrecogedora despedida en más de una ocasión. Como lo haré con los últimos de Bowie, PJ Harvey, Nick Cave o Radiohead, a mi gusto y entender, lo más sabroso de 2016, la foto musical que más y mejor me recordará el año finito, pero no mucho más. Curiosamente compruebo, tras escribir estas líneas, que son los mismos que destaca Efeeme en sus cinco primeros puestos. ‘Simbiosis’, que diría aquel ‘gran hermano’ de infausta memoria. A ello hay que añadir el regreso bluesero de los Stones y el último de Van Morrison, por mantener viejas fidelidades y si acaso la agresiva valentía de Swans, siempre únicos.

En el panorama nacional e incluso en el aragonés, mejor no entro. Que ahí los nubarrones son preocupantes, con dificultad máxima para destacar algo de futuro y gran calado. Escaso interés. Otro año será.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Los número 1 de 2016

  1. jbcoleto dijo:

    Feliz año nuevo Matías y compañía,
    Casualmente hacía ayer mi balance musical del año en el blog.
    http://jbcoleto.blogspot.de/2017/01/mis-discos-favoritos-del-2016.html

    Como bien comentas el hip-hop y R&B ha copado gran cantidad de listas de este año, hasta las más indies han alabado los discos de Beyoncé, Frank Ocean y compañía. Yo no soy fan de este tipo de música aunque a veces les doy una oportunidad cuando son aclamados por todo el mundo, pero salvo el “My Beautiful Dark Twisted Fantasy” de Kanye West de hace unos años apenas algo me ha gustado. Este año no escuché el de beyoncé porque no está en spotify, pero lo que escuché por youtube me dijo poco.

    En cuanto al panorama nacional, aunque no le hagas aprecio, creo que tendrías que haber comentado que el disco de Triángulo de Amor Bizarro ha coronado prácticamente todas las listas del año. A mi es un grupo que nunca me había llamado la atención, pero reconozco que es un disco muy bueno y es de lo mejor que ha dado la música patria en 2016.
    Sé que no te gusta Extremoduro pero ¿has escuchado el disco en solitario de Robe? Se aleja del sonido de su banda acercándose más al jazz o el flamenco pero mantiene parte de la esencia. El violín suena en el disco impresionante. Igual así te convences la gran evolución que ha tenido Robe desde sus maqueteros inicios.

    Entre los discos que más he disfrutado (que no tienen por qué ser los mejores) no están ninguno de los que tu destacas. El de Bowie me parece un buen disco con grandes canciones, pero hay otras que apenas me gustan. Salvo casos puntuales siempre me ha pasado con Bowie, soy más de sus canciones que de sus discos).
    Nick Cave me encanta y tiene grandes discos, pero aquí ha entregado un trabajo tan ambiental que tampoco me apasiona. Está bien pero le pido más. Con Radiohead me ha pasado algo parecido, el disco está bien, pero tampoco encuentro joyas de las que nos han dado en otros discos.
    De PJ Harvey nunca he sido gran fan, aunque tiene buenas canciones, y el de Leonard Cohen tampoco me ha llenado, pero reconozco que a mi Cohen para un rato me gusta, pero a la larga se me hace monótono.

    Así que creo que solo coincidimos en el genial disco de Kiwanuka, que como a ti me sorprendió con su apertura a lo David Gilmour para no soltarme durante todo ese gran disco de soul que es Love & Hate.

    Mi lista de discos es muy personal, y como digo es con la que más he disfrutado este pasado año, y no por ello tengo que considerarlos como los mejores. De todas formas para hacerse una idea de todo lo que he disfrutado a lo largo del 2016 en el ámbito musical es mejor que escuchéis la lista que he puesto en el blog. He intentado ordenar las canciones de un modo más o menos coherente, así que sigue un orden aproximado de pop►íntimas►rock►progresivo.

    Espero que disfrutéis mi lista de spotify y descubráis alguna cosa que os apasione.

    Un saludo y a ver que nos depara este 2017 (no tantas muertes, por favor).

    • Matías Uribe dijo:

      Gracias Coleto por tu comentario. Siento que no coincidamos en los discos pero ya se sabe que sobre gustos y devociones… Le daré una oida a tu lista de Spotify. Triángulo de Amor Bizarro no aporta nada nuevo a lo que ya se conocía de ellos anteriormente, siendo un grupo que me gusta, no así Iniesta y Extremoduro.

  2. michael laudrup dijo:

    Vaya basura de discos el año pasado…le pese a quien le pese el de Amaral fue de lo mejor.

    • Matías Uribe dijo:

      Michael, pero el de Amaral es de 2015, si mal no recuerdo se publicó en octubre de 2015, el 30 exactamente… Hablo de memoria. Por tanto…

  3. michael laudrup dijo:

    Ya que estoy algunos que me gustaron también: Bigott, Belako, Joana Serrat, Rural Zombies…

  4. Imelda Bueno dijo:

    Hola Matias¡ Me entere ayer de la publicacion del blog, en el concierto de nuestro amigo Sabtiago Auseron, he leido la parte que me toca y estoy emocionada¡¡
    Tengo mas datos , cuando quieras hablamos. , por cierto vivo en Alicante hace 20 años.

    • Matías Uribe dijo:

      Caramba, Imelda, qué aparición por este blog tan bonita e inesperada. Imelda Bueno. Ese es tu nombre y apellido para quien preguntaba tu apellido en aquella entrada http://blogs.heraldo.es/lavozdemiamo/?p=3395 dedicada a las tiendas de discos, y que al releer esta fría tarde invernal, con los comentarios de la gente, me ha dado mucho calor emocional. Bienvenida Imelda. Me pongo en contacto contigo por correo, pero aquí tienes tu casa bloguera para que nos cuentes todo lo que quieras sobre tus andanzas discográficas. Besos.

  5. Loren dijo:

    Mójate con algo que te haya gustado del panorama aragonés!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *