Libro Zaragoza60’s

Maquetación 1Espacio abierto para dar información y recibir opinión de todos cuantos estén interesados en el libro ‘Zaragoza60’s’ escrito por el autor de este blog, Matías Uribe. Con el subtítulo de ‘Rockers, ye-yés, solistas, conjuntos, sociedad, vida y costumbres juveniles en la ciudad pionera del rock’n’roll’, el libro narra las historias de aquellos pioneros zaragozanos que se adelantaron al resto de solistas españoles a la hora de editar discos, convirtiendo a Zaragoza en un foco insólito de música y modernidad que no se vivió en otra ciudad española en el plano de los solistas. Una historia no conocida ni reconocida por las publicaciones realizadas hasta ahora y cuyo objetivo es, valga la expresión, ‘ponerlas en valor’ y darlas a conocer en toda su valía y significado.

Este es el texto de contraportada para mejor centrar el contenido del libro:
Zaragoza fue un caso único en el paisaje musical de los sesenta y, por ende, en la historia del pop español: ninguna otra capital vivió un fenómeno similar, fue la ciudad pionera de los solistas del rock’n’roll. A finales de los años cincuenta, germinó un grupo de devotos practicantes del género –Chico Valento, Rocky Kan, Baby, Nelo y Gavy Sander’s- que comenzaron a grabar discos en 1961, un año antes de que lo hiciera cualquier otro rocker hispano, incluido Mike Ríos, el pionero por antonomasia en estas lides en España; luego, con una dilatada, brillante e icónica carrera. Las películas y discos de Elvis Presley, las canciones de Adriano Celentano, el eco de un programa radiofónico de gran audiencia, ‘Plataforma de estrellas’, emitido en directo desde el Teatro Fleta por Radio Juventud en las mañanas de los domingos, y especialmente las emanaciones de la Base Americana fueron factores determinantes en la construcción de aquel primerizo andamiaje sonoro, que completaron, a lo largo de la década, un puñado de cantantes femeninas y solistas masculinos, amén de un centenar aproximado de conjuntos. Este libro le arranca definitivamente el telón a ese andamiaje para dejar al descubierto el brillante edificio de voces y discos que se levantó a lo largo de diez años en la ciudad en medio de un tiempo político y social duro en el interior -por la dictadura franquista- y atemorizado en el exterior, por el choque ideológico y militar de las dos grandes potencias mundiales. Una historia sepultada y práctica e injustamente desconocida, que el autor exhuma sin nostalgias rancias, contándola a ras de suelo e insertándola en el espacio y en el tiempo social en que se desarrolló para que quede para siempre presente en la memoria de la ciudad y de fuera.

En el libro, de casi 400 páginas a tamaño folio, se recogen las biografías de los rockers citados además de otros cantantes y solistas que salieron de la ciudad y grabaron discos: Licia, Pili y Mili, José María Dalda, Luisita Tenor, Elia Fleta, Teresa María, Luciana Wolf y Pilarín Lasheras. Se recensiona también más de medio centenar de conjuntos de la época, desde Los Nápoli a Los Guayanes, Sarakostas, Rocas Negras, Los Ibéricos, Los Kiowas, Los Sombras, Los Kracs… y tantos otros. Además, el primer capítulo, en el que se hace un relato muy sui géneris de la década y de las costumbres juveniles en aquel momento, aportan su visión personal nombres de prestigio que de una forma u otra estuvieron ligados a la música de aquel momento: Agustín Sánchez Vidal (catedrático de Literatura y Cine en la Universidad de Zaragoza), Manuel Martín Bueno (catedrático de Arqueología en la Universidad de Zaragoza), Luis del Val (periodista y escritor), Miguel Ángel Tapia (director del Auditorio de Zaragoza), Juan Segarra (abogado), Carlos Chausson (cantante operístico), Carlos Jaime Gómez (psicopedagogo y ex componente de los Rocking Boys), Miguel Ángel Camarero (abogado), José María Pemán (presentador), Rafael Castillejo (restaurador de la sentimentalidad de los años 40, 50 y 60), Octavio Gómez Milián (escritor y profesor) y Borja Téllez (cantante de Faith Keepers). Miguel Ríos ha escrito el prólogo.

Este es el comentario que Agustín Sánchez Vidal publicó en Heraldo de Aragón el pasado domingo día 22 de noviembre de 2015:
Zaragoza 60s Agustín S. Vidal. HAP010DOM_20151122CO

Y aquí la información que ha dado Luis Alegre, hoy día 27 de noviembre de 2015, en el programa Buenos Días Aragón, de Aragón TV:

Día 15 de abril de 2016
———————–
media libro zaragoza 60Tras varios días inactivo por el trote que llevo, me gustaría comunicar que, por fin, el libro Zaragoza60’s, mañana sábado 16 de abril, estará en los quioscos de Zaragoza. Lo edita Heraldo de Aragón y tendrá 384 páginas de tamaño folio en papel cuché con doble solapa en brillo, o sea, un buen tocho que, aunque no sea asequible para llevárselo a la cama para leerlo cómodamente como una novela, confío en que sea útil para desentarrar de una vez toda la rica historia musical de los años sesenta en Zaragoza.
Lo presentaré oficialmente el día 9 de mayo en la Rotonda del Centro Cívico Delicias, acompañándome Agustín Sánchez Vidal, Gavy Sander’s y el mismo Miguel Ríos, quien no solo hablará del libro, como prologuista que ha sido y sobre todo como testigo y protagonista de la época, sino que también cantará algún éxito de aquellos años. Un verdadero honor. Tras la presentación habrá un minifestival en el que tocarán varios conjuntos, aún sin determinar.
Para más detalles, https://www.facebook.com/Zaragozasesentas

y https://www.facebook.com/matias.uribecobo?sk=wall

3 respuestas a Libro Zaragoza60’s

  1. Manuel Martín-Bueno dijo:

    Lo que llegamos a disfrutar en aquellos años no está escrito. Descubrir era un deporte de riesgo porque había tantas cosas prohibidas, controladas, inaccesibles, que la aventura permanente de vivir la vida y ademas ser coherente con tus ideas y respetar las de los demás cuando en ocasiones, muchas, no había reciprocidad, era francamente entretenido.
    Asistir a una manifestación tras haberte limpiado los dedos de la tinta de la “vietnamita” apresuradamente y encontrarte con los grises que corrían como locos sujetándose la gorra con una mano, enarbolando la porra con la otra y además con aquellos capotes pesadísimos era complicado pero hoy lo recordamos con una sonrisa. Lo de los verdugones consecuencia del porrazo en la espalda hacía menos gracia.
    Los grupos musicales y lo que giraba a su alrededor era una forma de liberación controlada. Los locales de ensayos en bajos repartidos por toda la ciudad vieja y mas, eran mas que eso mucho mas, pero ya se sabe, había que experimentar y se hacía. Se bailaba, se bebía…se hablaba de política y si a mano venía se volvía a la calle porque te enterabas que había movida con trabajadores, con guardias o en la propia universidad de la que procedíamos muchos o estábamos en ella. Enfin, para empezar y no parar. Este libro de Matias Uribe, conocedor como pocos de las gentes, la música y la ciudad, dotado de paciencia benedictina como para haber escrito disciplinadamente lo que era indisciplina pura es un mérito añadido. Lo disfrutaremos muchos, seguro. MMB

  2. José Arjona dijo:

    Hola Matías:
    Busco información para un trabajo que estoy realizando, sobre el “I Festival de la Canción Deportiva”, organizado por Radio Barcelona (S.E.R.), y celebrado en Barcelona el 4/4/1964.
    Intento tratar -si lo consigo-, la figura personal/artística de Pilarín Lasheras. Participó en nombre del Real Zaragoza, con el tema “Ra, Ra, Ra”, quedando en 2ª posición.
    Por el momento, encuentro escasa información sobre ella.
    ¿Cuentas con información?
    Un cordial saludo.
    José Arjona.

    • Matías Uribe dijo:

      En el libro dedico espacio a Pilarín Lasheras y, por supuesto, a sus discos y al mentado festival deportivo, que estuvo a punto de ganar (parece que hubo tongo) y del que salió su ‘Ra, ra, ra’, como himno del Zaragoza. Espero que pronto puedas tener el libro en tus manos. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *