26 de enero, Día del Educador Ambiental

 

Hoy 26 de enero se celebra el Día del Educador Ambiental. La Asociación de Educadores Ambientales de Aragón, AEDUCAA, aprovecha esta fecha para reivindicar un reconocimiento oficial para esta profesión. “No existe una titulación oficial, solo últimamente han comenzado a impartirse algunos cursos de capacitación por parte del Inaem o del Gobierno de Aragón”, afirma Paco Iturbe, presidente de AEDUCAA. Esta asociación se creó hace una década y cuenta con medio centenar de socios, entre los que se realizó una encuesta el año pasado. Este estudio mostró que un 86%  de los educadores ambientales quiere optar al proceso de habilitación y cualificación profesional específico en Educación Ambiental y el 90% asegura que cumple los requisitos.

“Desde la asociación pedimos que se creen unas acreditaciones profesionales que reconozcan de algún modo a los profesionales como educadores ambientales y que este reconocimiento pueda hacerse no solo por sus títulos oficiales sino también por su experiencia acreditada”, explica Iturbe.

Se trata de un sector profesional que se ha visto especialmente afectado por la crisis: “hoy en día el medio ambiente parece que se ha caído de todas las agendas, y la labor del educador ambiental se está viendo muy reducida”, afirma Paco Iturbe.

En este contexto en el que se está olvidando la importancia del medio ambiente se hace todavía más relevante el trabajo de los educadores ambientales, que son los encargados de “sensibilizar a la sociedad y que tome conciencia sobre la necesidad de conservar los valores ambientales”, explica el presidente de AEDUCAA, quien añade que “la educación ambiental no es una asignatura que se enseñe en los colegios, sino que es un conocimiento que debe llegar a toda la población, y eso ahora no se está haciendo. Por ejemplo, en los espacios protegidos deberían existir un apartado de educación ambiental, eso es una parte de la gestión que debe hacerse en un espacio protegido”.

Para Iturbe, “la crisis general actual tiene su base en un sistema de crecimiento infinito sobre un planeta con recursos limitados. Para entender eso también sirve la educación ambiental”.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *