Tres dimensiones y réflex de bolsillo, estrellas de Photokina

Las micro cuatro tercios y las cámaras 3D, lo más llamativo entre las novedades de la última edición de la feria alemana.

Panasonic Lumix GH2. La fotografía en tres dimensiones llega a este modelo gracias a una lente que costará unos 250 euros.

Las tres dimensiones se están convirtiendo en la epidemia tecnológica del siglo XXI. La comercialización de televisores, gafas, reproductores, videoconsolas y videocámaras 3D, es comprensible tras el éxito en el cine de películas en este formato, pero aplicar esta tecnología a la fotografía  genera escepticismo. Los fabricantes, ávidos de colocar el logo 3D en sus cámaras, han presentado, durante la última edición de  Photokina, algunos modelos capaces de realizar fotografías tridimensionales.  Ya sea mediante la utilización de dos lentes o a través de ‘software’, estas cámaras toman instantáneas que luego solo se podrán visualizar en las pantallas que integran para tal fin o en televisores o marcos digitales con tecnología 3D.

Samsung NX100. Las cámaras mircro cuatro tercios han llegado para quedarse. La apuesta de Samsung ha sido la más aplaudida de la feria alemana. Destaca por sus 14,6 megapíxeles, sus casi infinitas posibilidades a la hora de tomar una fotografía, sus múltiples accesorios y una pantalla AMOLED de 3 pulgadas. Llegará a España el mes que viene y costará unos 700 euros.

Más allá de la anécdota, esta edición ha servido para confirmar la tendencia del mercado hacia las micro cuatro tercios. Estos modelos eliminan el espejo de las réflex permitiendo reducir considerablemente el tamaño y el peso del cuerpo de las cámaras, pero, al mismo tiempo, ofrecen una amplia gama de objetivos intercambiables que permiten realizar fotografías profesionales de gran calidad sin que la espalda sufra cargando pesadas fundas repletas de aparejos fotográficos.

Autofotos y un toque ‘vintage’

Samsung ST600. Con una pantalla de 1,8 pulgadas en la parte frontal, ayuda a hacer mejores autofotos.

Los fabricantes también han tenido oportunidad de mostrar sus modelos clásicos tanto de réflex como de compactas. En este último apartado, han destacado las dotadas con una pantalla frontal para mejorar la toma de autofotos -imágenes estrella en las redes sociales adolescentes-, y las que cuentan con GPS integrado para geoposicionar las fotografías. Por otro lado, la fiebre por lo ‘vintage’ también ha llegado al mundo de la fotografía, con cámaras digitales que emulan antiguos modelos de carrete a las que se les ha aplicado la última tecnología.

Todo titanio. Este modelo exclusivo de Leica M9 está hecho en titanio y solo se han fabricado 500 unidades. Costará 22.000 €.

El apartado más insulso de la feria ha sido el de las réflex. Carente de grandes novedades, este sector no ha cumplido las expectativas generadas por las grandes marcas como Canon o Nikon, que finalmente se han limitado a mostrar modelos que ya fueron presentados en meses anteriores.

Post to Twitter

Esta entrada fue publicada en Cámaras de vídeo, Fotografía, General y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>