Telecinco se da a ‘La fuga’

‘La fuga’ se prestaba desde el principio a chanza. La fuga de audiencia, la fuga de ideas, etc. Incluso se podría haber dicho que había una ‘fuga de cerebros’ detrás del invento. Y, sin embargo, tras el visionado de su primer capítulo creo que Telecinco ha acertado en cierta manera. Es una pena que cada vez que trate de innovar, y alejarse de esa imagen frívola que se ha construido, no le acaben de salir las cosas. Le pasó con ‘Homicidios’ y quizá también, a menor escala, con ‘Punta escarlata’. Su nueva serie quizá sea la excepción. Desde luego, si su objetivo era dejarnos descolocados, lo ha conseguido.

¿Está claro el plan del protagonista?

 Aceptamos que está ambientada en el futuro, a pesar de la jerga cheli que se gastan los reclusos, porque nos lo han contado. Pero no les visita la del anuncio de lejía y no van de blanco, sino en una suerte de chándal oscuro. Si ‘Gran hotel’ es ‘Downton abbey’ y ‘Toledo’ es ‘Juego de tronos’, esta fuga es más ‘Prison break’ que ‘Alcatraz’. Aunque esté poblada de personajes de ‘Celda 211’ y también tenga su toque ‘V’, por aquello de la resistencia. Claro, que de copiar al clásico, habría estado mejor que los malos fueran unas lagartas comerratones, en vez de un puñado de funcionarios de Instituciones Penitenciarias…

Todo es extraño en esta ficción. Y no solo por ese ambiente sofocante que han creado en una cárcel que se supone instalada en una plataforma petrolífera, pero que podría ser perfectamente una batea de mejillones. Por un lado, la historia comienza sin que sepamos exactamente por qué luchan los protagonistas, con un ritmo excesivamente lento para una de acción. Por otro, y a pesar de que el tráiler prometía –prometía un desastre, quiero decir- no es en absoluto un despropósito. Vamos, que no es ‘Ellas y el sexo débil’… aunque comparta con ella el género de ciencia ficción.

María de la V, de la resistencia, vamos

 Tampoco el reparto está mal elegido: Asier Etxeandía acostumbra a trabajar más que bien, María Valverde se desenvuelve aceptablemente –aunque sea demasiado candorosa para hacer de tía dura- y Aitor Luna no desentona en esa mezcla de Malamadre y Van Damme que le ha tocado en suerte.  Pero el caso es que no acaba de romper. No es malo. Ni exactamente bueno. Y, como no sé qué pensar, no pienso, que el pienso engorda. Yo, como Vega, ‘mejor mañana’… Tendré que ver el segundo para decidir si me encanta o la odio. En cualquiera de los dos casos, me doy a ‘La fuga’

Post to Twitter Post to Facebook

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Telecinco se da a ‘La fuga’

  1. Fer dijo:

    A mí es que la historia me dio a entender que era una banda terrorista tratando de sacar a un compañero de la banda-secta. Ya desde ese momento desconecté totalmente. En un país con nuestra historia, es imposible la identificación del televidente con un grupo terrorista (bueno, para algunos en este país no, que debieron pensar “qué malo es el Estado opresor y sus funcionarios”).

    Ah, y cuando la anunciaban no me dí cuenta de que estaba ambientada en el futuro. Mis únicos comentarios al respecto fueron:
    a) ¿Por qué siempre versionan series americanas (Prison Break)?
    b) Mira, una serie de ciencia ficción: una mujer consigue ser funcionaria con menos de 30 años y además trabajar justo en el sitio que quería. Ciencia ficción total.

  2. Pingback: "El desnudo de Toledo, justificado por la actriz, es un recurso ingénuo para captar audiencia" | Vertele

  3. Villa dijo:

    Yo me quedo con la frase que has dicho de “con un ritmo excesivamente lento para una de acción”. La vi sin prestar mucha atención, eso sí, pero me pareció muy lenta, muy pesada… Quizá sea porque el primer capítulo pretendía presentar a todos los protagonistas, pero me dio una sensación de lentitud… Y eché de menos algún guiño o alivio ligeramente cómico. Se puede hacer un drama sin ser tan tieso en el ambiente… La propia Prison Break tenía algunos detalles que te hacían sonreír, como los problemas de Sucre con su primo (que le intentaba levantar la novia) y las pullas que le lanzaba Scofield por ello, las salidas irónicas de T-Bag… En “La Fuga” era todo tan sombrío, todo tan serio, (y tan lento) que hasta cuesta ver a Jordi Vilches de esa manera…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>