1958: La primera Ofrenda de Flores, un éxito

Tras la Guerra Civil, los zaragozanos adoptaron la costumbre de depositar flores ante la Virgen cada 12 de octubre. Pero fue en 1958, ocupando la alcaldía Luis Gómez Laguna, cuando el concejal de fiestas Manuel Rodeles impulsó la celebración de una Ofrenda al estilo de las que se celebran en Levante. Duró apenas dos horas y en ella participaron 2.000 personas. Puede parecer poco, pero fue todo un éxito para la época. Y así ha acabado la Ofrenda siendo lo que es hoy. Pero la primera la contábamos así: 

Entre las solemnidades religiosas celebradas ed domingo, uno de los actos más animados y emotivos fue la ofrenda de flores y frutos a la Virgen del Pilar. En el altar situado en el centro de la fachada principal de la Basílica se había colocado una imagen monumental de Nuestra Señora, cuyo manto -del cual vimos al comenzar la ofrenda solamente el armazón-, se fue llenando de flores llegadas de todas las regiones de España y tejidas con admirable habilidad por técnicos en esta tarea, que se mostraron verdaderos artistas. El manto y el altar quedaron rápidamente cubiertos. En el desfile, que fue presenciado por muchos miles de personas apiñadas en la plaza de las Catedrales, llegaron en primer término los niños de nuestras escuelas con primorosos cestos de flores.
Después muchas señoritas ataviadas con los trajes regionales de ceremonia más típicos subieron al altar de dos en dos para ir volcando sus canastillas y ramilletes de flores a los pies de la Virgen. Había en estos grupos representaciones de Castilla, Levante, Cataluña, Andalucía, Galicia, Vascongadas y Aragón, de las tres provincias y de todos los barrios de la ciudad. El desfile, verdaderamente animado, pintoresco e interesante, causó una gran impresión en el público que lo presenció, considerándolo como uno de los festejos más acertados del programa del día principal de las fiestas.
Puede decirse que participaron en la ofrenda más de dos mil muchachas, bellísima presencia de todas las regiones de España en nuestras fiestas del Pilar.
Durante el desfile actuaron la Coral de Pasajes, la de Santa Cecilia, la Polifónica de Castellón, la Miguel Fleta y los Coros Gallegos, que fueron ovacionados con entusiasmo por el público. A la una y media de la tarde llegaron la Reina de las Fiestas del Pilar, señorita Pilarín Borra Candial, con su Corte de Honor, y la Reina de las Fiestas Centenarias del Mercantil, señorita María del Pilar Lacalle Sousa, también con su correspondiente Corte. Pasaron a la Santa Capilla para hacer la tradicional ofrenda de frutos regionales a la Santa Patrona de Zaragoza, Reina de la Hispanidad.
Fue la señorita Pilarín Borra Candial quien leyó la ofrenda, y la contestó el sr. Deán para dar las gracias en nombre del Cabildo. Ambas ofrendas terminaron alrededor de las dos y media de la tarde.

Y mañana…
1899: Devoción en el primer Rosario de Cristal

Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a 1958: La primera Ofrenda de Flores, un éxito

  1. Manda guasa que el año pasado, que se hacían los primeros cincuenta años de este acontecimiento, algunos se acordaran de Manuel Rodelas, pero ninguno de Juan Viamonte, que fue el organizador de todo el evento, de que quien quisiera se acercara a los pies de la Virgen, y quien acompañó al concejal a Valencia a ver cómo se hacía allí para trasladar lo que se pudiera y darle forma propia. Ninguno de los dos ha merecido el homenaje público que otros han recibido con demasiado jolgorio, años después, por cambiar de ubicación la forma de la ofrenda. ¡Qué ratas somos con los nuestros y qué generosos con los demás!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *