1914: el año en el que la lotería cayó en Zaragoza

loteria1

¿Cabe mayor coincidencia que la primera vez que se celebra un sorteo de lotería el 12 de octubre, el Gordo caiga en Zaragoza? Pues, por increíble que parezca, así sucedió. Fue en 1927 y de los ganadores… De los ganadores nunca se supo: 

Por primera vez desde que la Lotería Nacional existe se ha verificado un sorteo el día de la Virgen del Pilar, y ese sorteo fue el de ayer. Sin duda alguna, nuestra Excelsa Patrona tendió su mirada misericordiosa sobre su pueblo amantísimo y, por tan soberana intercesión, el premio mayor vino a tocar a Zaragoza.
Fue el número agraciado el 1984 y le acompañaban 250.000 pesetas.
Este número se expendió en la Administración de Loterías número 5 del Coso, dirigida por Luis Bello.
Tres, decíamos, los ha despachado la Administración en participaciones a peseta, lo que quiere decir que hay muchos aficionados modestos que cobrarán a razón de 2.500 pesetas cada uno.
Los otros décimos se despacharon sueltos en los días del 2 al 6 y no se sabe quiénes son los poseedores.
De la decena del mayor, también vendida en la misma casa, se hicieron pequeñas participaciones de tres décimos de cada número.
Con su pan se lo coman los afortunados y, si tienen empeño en guardar el secreto, en su derecho están.
Lo importante es que Zaragoza ha sido agraciada con un premio grande y que el sorteo se verificó el día de la Patrona de Aragón, cuando millares de almas rinden pleitesía a la Virgen del Pilar, postradas de hinojos en su capilla radiante de luz.
Como particularidad del número premiado, diremos que esta decena, del 1981 al 90 inclusive, es fija en la administración número 5 desde hace diez años.
Es una decena afortunada.
Han correspondido premios mayores al 1981 y al 1983; a éste, en febrero de 1913, le tocaron 130.000 pesetas.
Muchas versiones circularon anoche acerca de quienes pudieran ser los felices poseedores de la parte misteriosa del billete premiado. La que más se acentuó y con más insistencia corrió de boca en boca fue la de que el dueño de una fundición importante poseía cinco décimos del 1984.
No pudimos comprobar el rumor. En la administración no recordaban haber vendido medio billete a una sola mano.
También se dijo que un décimo obraba en poder de un beneficiado con cargo en la capilla del templo del Pilar.
Lo cierto es que, estando el billete premiado repartido en Zaragoza, nadie ha dicho francamente ‘yo soy uno de los agraciados’.

Y mañana…
1922: los hombres que escalaron la torre del Pilar

Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *