El zorro que se convirtió en mascota de una gasolinera

 

 

zorro

En la anterior temporada de Tinta de Hemeroteca reproduje la noticia de que habían sido vistos zorros en tiempos bien recientes en el interior de la ciudad de Zaragoza. No es, ni mucho menos, la más sorprendente de entre las protagonizadas por esta especie. Vean, si no, lo que se publicaba en julio de 1968:

El zorro lleva camino de convertirse en animal doméstico. Una gasolinera de Fuentes de Ebro lo tiene como mascota. Si es necesario, hace las veces de perro guardián. Es ya como una vieja tradición.
-El primero se nos ahorcó. Es ese que tenemos ahí disecado.
Preside la gasolinera, sobre un pedestal a manera de trono. Lleva el rabo extendido. Se llamaba ‘Zorrico’, para no buscar complicaciones a los nombres. Un buen día apareció en los cajeros de una acequia, durante las operaciones de limpieza. Era recién nacido y fue relativamente fácil capturarlo.
-Lo criamos aquí, con biberón -explica José Blas Garrido, propietario de la gasolinera-. Así empezó todo. ‘Zorrico’ creció y se fue familiarizando con el olor a gasolina. Si alguna vez intentó escapar, no tardó en regresar a sus lares.
-Las más de las veces lo teníamos atado de una cadena, para que no asustara a los clientes. Y un día se nos ahorcó…
-Y, así y todo, no quisieron desprenderse de él.
-No. Lo disecamos, con el fin de seguir contando al menos con su presencia física. Y pensamos en buscarle sustituto.
-¿Lo consiguieron?
-Capturamos una hembra pero se nos escapó al poco tiempo.
-¿Y ahora?
-‘Zorrico’ ha vuelto con nosotros.
‘Zorrico’, otro magnífico ejemplar, conserva el nombre de su antecesor. Está allí, al pie de la gasolinera. José Blas Garrido lo trata con familiaridad. Lo pone en pie, para que Luis Mompel pueda fotografiarlo mejor.
-Es muy dócil.
-¿No se asusta?
-Cuando no conoce, sí. Tiene su guarida bajo aquellas ruedas. La mayor parte del día se la pasa tumbado a la sombra. Ahora está feo, por el pelo.
-¿Edad de ‘Zorrico’?
-Ya lleva dos años con nosotros.
-¿También lo capturaron al poco de nacer?
-También. Y lo criamos aquí.
‘Zorrico’ mira con inquietud. No muestra deseos de escapar, pero no las tiene todas consigo. A buen seguro que ignora nuestra conversación.
-Este se hará viejo en la gasolinera….
Los clientes ya lo saben. Tan pronto como se detienen, van en busca de ‘Zorrico’.
-También tenemos un mono.
-¿ Dónde?
-Mírelo. Lo compramos en Barcelona.
Es un tití bastante travieso. Tiende la mano amistosamente, pero se enfurece si le tocan los pelos de la cabeza. Entonces abre la boca y muestra unos afilados colmillos como señal de amenaza.
-¿Se lleva bien con ‘Zorrico’?
-Están separados. Cada uno hace su vida.
Los dos, sin embargo, han pasado a integrarse en la vida de esta gasolinera. José Blas Garrido se ha propuesto tener a un zorro como mascota, y lo ha conseguido. Desde el primer ‘Zorrico’ al actual han pasado varios años. Sin embargo, a no ser porque el iniciador de la dinastía aparece allí, disecado, parecería que fue ayer…

Y mañana…
Bocadillos a veinte céntimos para combatir la crisis económica

Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El zorro que se convirtió en mascota de una gasolinera

  1. Eduardo dijo:

    No sé si os pasa, pero me resulta más “humano” el estilo de las entrevistas que se hacían antes, que las que se hacen ahora. Eran como menos maliciosas, más directas, no sé cómo explicarme.

    Saludos

  2. Berbi dijo:

    Yo iría un paso más y añadiría cómo es hoy esa gasolinera, si los dueños son los mismos, qué piensan en el s XXI y hasta cuando tuvieron el zorrico…

  3. Ani dijo:

    Pues yo os diría que la gasolinera parece parada en el tiempo. Sigue por allí J. Blas, algún jabalí amaestrao, patos, perros, algún famoso avestruz y etc. Y donde digo etcétera puede entrar todo signo de vida animal. En fin, yo creo que es la mejor atracción turística de Fuentes de Ebro. Si pasáis comprad cebollas, y repostad y tomaros un café. Es única, de película esta gasolinera. Su amo lo más auténtico, ¿o no, tropa?

Los comentarios están cerrados.