El matrimonio zaragozano que ganó un concurso de la BBC

turrion-copia

En 1975 un matrimonio zaragozano fue objeto de atención en los periódicos por haber ganado un concurso organizado por la BBC. Y es que, sí, había gente a la que le interesaba estar al tanto de lo que pasaba en el mundo y escuchaba los programas en español de la emisora británica. Al joven matrimonio lo entrevistó Luis Javier García Bandrés:

A estas horas Javier Turrión y María Angeles Esteban habrán llegado a Escocia. Allí, como invitados de la BBC durante una semana, recorrerán los principales rincones del país. Javier y María Angeles tienen veintiocho años, son matrimonio, asiduos radioescuchas de la cadena inglesa. Desde Zaragoza todos los días sintonizaban, sintonizarán, la BBC para seguir la emisión en castellano que la emisora inglesa destina a nuestro país. Y esto les ha valido una visita a Escocia, esto y su saber, su forma de contestar a las preguntas que integraban un concurso en el que consiguieron el primer premio. Pudimos hablar con Javier en Madrid, poco antes de que comenzaran su viaje.
-¿Cómo os enterásteis del concurso?
-Bueno, a nosotros nos gusta estar al día de lo que pasa por el mundo, y no sólo por medio de lo que publican los periódicos españoles o de lo que dicen las emisoras de aquí, sino que cada noche sintonizamos la BBC porque nos parece bastante objetiva, no sólo en su información de los países del mundo sino también respecto a España. Entonces un día escuchando la radio dijeron las bases del concurso y se nos ocurrió escribir, sin demasiadas esperanzas, lo veíamos muy difícil, no sólo el acertar, sino que precisamente fuéramos nosotros los elegidos.
-¿Quién os dio la noticia del fallo del concurso?
-Pues de la misma manera que conocimos las bases. Un día durante la emisión dieron los nombres de los ganadores y, con gran socpresa y alegría, escuchamos que pronunciaban nuestros nombres. La alegría, la satisfacción fue mayor cuando míster Taylor, director adjunto de Turismo británico en Madrid, nos visitó en Zaragoza para dar cuenta oficial del fallo y contó que salió nuestro nombre no de un sorteo, sino de una selección entre otras cartas que también habían dado una contestación correcta.
-¿Cuáles eran las preguntas?
-Bueno, eran como dos cuestiones diferentes. Por una, parte nos pedían el origen (tiempo, lugar) de cuatro platos típicamente ingleses; y de otra, por medio de un cuestionario, que dijéramos nuestra opinión sobre los programas de la BBC, cuál nos gustaba más, por qué razón, qué temas considerábamos interesantes en un posible nuevo programa… Yo creo que lo de los platos era más bien una excusa. Más importante para la BBC era conocer la opinión que los oyentes españoles tienen de su emisión. Escribimos más por lo que nos gusta la programación que por el concurso en sí, era una especie de contestación, de agradecimiento a quienes diariamente nos ofrecían una información.
-¿Cuáles eran los premios?
-Había dos. Uno para dos personas consistente en una semana de estancia en la Gran Bretaña en un lugar a elegir. Y el segundo consistía en un fin de semana en Londres, éste sólo para una persona. Nosotros conseguimos el primero.
-¿Por qué elegísteis Escocia?
-Yo tenía mucho interés en conocer este país porque me parece una zona de una geografía realmente apasionante, interesante y completa. Además, otras zonas de Inglaterra ya las conocíamos.
Javier y María Angeles, un joven matrimonio zaragozano que en estos momentos visita Escocia por saber escuchar y conocer.

 

 

Y, sí, claro, lo han adivinado. A la vuelta de su viaje, García Bandrés les entrevistó. Curioso lo que contaban:

turrion1

Javier Turrión y María Angeles Esteban ya están de nuevo en Zaragoza. Para ellos ha llegado el momento de recordar, de contar cómo ha sido su viaje por Escocia. Un viaje, como ya les informamos, a cargo de la BBC, porque Javier y María Angeles fueron los ganadores de un concurso de la emisora de radio y televisión inglesa. Quizá la primera peculiaridad del viaje la constituya que el lugar de residencia del joven matrimonio zaragozano durante su estancia fueron unas granjas. Javier nos lo explica:
-Bruce Taylor, que conoce muy bien la parte de Escocia que recorrimos, nos sugirió la posibilidad de que pasáramos alguna de las noches en una granja, en vez de en un hotel. Por conocer un poco más lo que es Escocia. A nosotros la idea nos pareció excelente. Luego debió de haber algún malentendido con la agencia que organizó nuestra estancia, y en lugar de una noche fueron todas las que residimos en granjas. Sería difícil encontrar un equivalente español. En realidad son casas que responden a esa denominación, hay ganado, la gente se dedica de alguna forma a la tierra, pero tienen unas habitaciones dedicadas a un turismo de paso especialmente. Tienen todas las comodidades, agua caliente, suelo enmoquetado, todo está muy limpio… La experiencia fue agradable, aunque al principio nos quedáramos algo sorprendidos.
-¿Cómo realizásteis el viaje?
-Prácticamente, a la ida, en Londres no estuvimos. Fuimos a Edimburgo, y de allí a la zona central, desde donde recorrimos diversos rincones de la geografía escocesa. Estuvimos en el lago Ness, aunque no vimos por ninguna parte al monstruo. En total fueron unas setecientas millas. Íbamos en coche, ya que la agencia puso a nuestra disposición uno. A la vuelta permanecimos un par de días en Londres, justo para ver lo más importante.
-¿El mejor recuerdo?
-Sin duda alguna, el viaje en sí. También la amabilidad de la gente. La amabilidad es una constante del carácter escocés, lo que hace muy grata la estancia allí. También la misma geografía, fascinante, muy verde, llena de lagos. Los hay por todas partes, como si los hubieran sembrado. El tiempo también ayudó mucho. No esperábamos encontrarnos con un sol espléndido y unas temperaturas tan agradables.
-¿Traéis alguna anécdota del viaje?
-Si acaso que en una tienda estábamos mirando marcas de whisky y entre las botellas nos encontramos que había alguna de Cariñena. No te puedo decir el precio, porque no estaba marcado. Eso sí, el whisky era muy caro.
-¿Tuvísteis relación con la gente de allí?
-No excesiva. Si acaso con los granjeros hablamos alguna vez, y te diré que generalmente el español está más al día de las cuestiones inglesas, que el inglés de las cuestiones españolas. Tienen alguna idea, pero confusa.
-Al año que viene, ¿volveréis a concursar?
-Eso es lo que nos preguntaron en una entrevista que nos hicieron en la BBC, para su emisión en castellano, y dijimos que si había algún otro concurso próximamente, nos apuntábamos.

Y mañana…
‘Tarzán’, el perro que anunciaba el HERALDO en el Arrabal

Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El matrimonio zaragozano que ganó un concurso de la BBC

  1. javier dijo:

    Los protagonistas de hoy son conspicuos representantes de una generación que quiso asomarse al exterior, salir, aprender. La realidad interior era tan asfixiante en la España de Franco que no nos quedó más remedio que asomarnos al exterior, por los libros, por tierra mar y aire, ………….. o por radio, como es este caso.
    Para el que suscribe es una noticia con nostalgia, Javier y Ángeles estudiaron en Zaragoza, compañeros de curso, años 65/70, facultad de ciencias ……. Como dijo el poeta: Juventud nunca vivida, ¡quién te volviera a soñar! Luego llega la vida con sus derrotas, con sus lacerías. ¡Ay!

  2. Javier Turrión Berges dijo:

    Tiene razón Javier. El gusto por saber era una constante nuestra, muy universitaria. Le ha venido a sustituir, masivamente, el culto al dinero y al consumo [con lo que no quiero descalificar a los actuales estudiantes, sino describir un hecho sociológico]. No voy a hacer de la necesidad virtud. Es cierto que éramos todos más pobres y, quizá por la percepción de nuestra incapacidad para violentar eso, nuestros estímulos no podían venir por la vía del acaparamiento de cosas. Pero, a pesar de es fatum inevitable, la cultura, la amplia cultura era nuestro patrimonio. O nuestro sueño.

    Yo creo que soñar, a pesar de las que Javier llama “lacerías de la vida”, lo seguimos teniendo al alcance, porque es verdaderamente nuestro, es nuestro verdadero leitmotiv, nuestro espíritu de entonces y de ahora.

    Así que animo a Javier a que dé un empujoncito más, y diga su apellido. Porque este compañero suyo, Javier Turrión, ajeno por completo a ser de nuevo, 35 años después, motivo del interés informativo de HERALDO, le gustaría que te identificases y, si lo deseas, que me escribieses. Te doy las gracias por el contenido, tan emocionante de tu texto.

    Un abrazo

  3. javier dijo:

    Javier: el bueno de Mariano te manda, espero, unas lineas mías. Comprenderás, cuando las leas mi discreción.Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *