Guerra de los biquinis en Zaragoza

bikini

Hoy vuelvo a pedir la ayuda de los lectores. De cuando en cuando se oye en alguna conversación veraniega hablar de ‘la guerra de los biquinis’, de la época en la que, hasta en las piscinas, estaba prohibido ‘enseñar demasiado’, e incluso había piscina para hombres y piscina para mujeres. Lamentablemente, y no sé por qué, no he encontrado mucha cosa publicada en HERALDO. La guerra se libró a finales de mayo de 1970 en varias piscinas zaragozanas. ¡Qué cosas! Digo yo que a esas alturas del siglo XX el biquini estaba más visto que requetevisto en las playas que se promocionaban con entusiasmo para los turistas extranjeros. En fin, que en el breve texto que he encontrado no se aclara mucho la cosa. Parece que lo definitivo fue una rebelión en el estadio Miralbueno-El Olivar. Habrá muchos lectores que recordarán con nitidez todo esto, y sería muy de agradecer que realizaran su aportación, incluso a ver si localizamos a alguna de las pioneras ‘revolucionarias’ y ya de paso le hacemos una entrevista. Por ahora, aquí va lo que he encontrado:

La guerra de los ‘bikinis’ no ha terminado todavía, aunque todo parece indicar que se está librando la batalla definitiva. Las manifestaciones se han producido ya en dos piscinas zaragozanas. Y, dato curioso, los dos complejos tienen características análogas, en el sentido de que disponen de piscina solo para mujeres y piscina solo para hombres.
Por incomprensible que parezca, suceden cosas así. ¿Es que no estamos viviendo en el año 1970?
Suponemos que las piscinas donde aún cuentan tan anacrónicas prohibiciones tendrán aprobado un reglamento interno o unos estatutos en los que se especifique claramente el tipo de prenda a usar, además de esa separación -creemos que más perniciosa que moral- entre las personas de ambos sexos.
El ‘Queremos bikinis’ de las mujeres zaragozanas está dando ya la vuelta a España. Y mucho nos tememos que la noticia va a provocar más de una sonrisa, además del asombro general. De momento, no se habla de otra cosa. La guerra de los ‘bikinis’ acapara la actualidad zaragozana. Todo, por lo sucedido el pasado jueves en el estadio Miralbueno-El Olivar. Anteriormente había sucedido lo propio en otro estadio, pero con menos escándalo.
-Resulta -nos explica una de las manifestantes- que nosotras ya llevábamos el ‘bikini’ puesto, pero disimulado con una blusa por encima. Dos comenzaron la guerra, quitándose la blusa. Vino el encargado y les llamó la atención. Y entonces nos pusimos así hasta medio centenar. Minutos después se habían sumado a la protesta todas las mujeres, aunque vistieran el bañador tradicional. Llamaron a la Policía y todo quedó resuelto. Nos salimos con la nuestra y conseguimos bañarnos en ‘bikini’.
La primera batalla ha sido ganada por las manifestantes.

Eso es todo.
¿Cuál fue la primera piscina donde estalló la ‘rebelión’?
¿Quiénes fueron las dos pioneras del estadio Miralbueno-El Olivar?
En el resto, de España, ¿también había piscinas para hombres y para mujeres y prohibición de biquini?

Y mañana…
¿Qué ha pasado con los gusanos de seda?

Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Guerra de los biquinis en Zaragoza

  1. Puri dijo:

    Yo fui una de las que estuvo en esa guerra de biquinis, pero en el Stadium Venecia. Nos separaron la piscina con unas vallas para las que no íbamos con bañador. Si salíamos fuera al bar o a los baños teníamos que ponernos un pañuelo entre el sujetador y la parte de abajo para no enseñar el estómago.

  2. Chabi dijo:

    Pues yo recuerdo, en pueblos como Borja o Tarazona, que en ese año llevar bikini era de lo más normal del mundo. Vamos, que me parece que, aunque parezca mentira, estaban mucho más adelantados que en Zaragoza capital. Qué cosas.

  3. quemasda dijo:

    Recuerdo perfectamente que, siendo yo pequeña, en Fraga, donde solo había una piscina municipal, lo que se hacía eran horarios de chica y chico, y también recuerdo, cuando iba con mi hermana mayor allí, estaba todo el recinto rodeado de cañizos y los chicos mirando a hurtadillas entre los “agujericos”…Yo creo que eso aún daba más morbo, pero si iban en biquini o bañador, no creo que hubiese ningún follón, o quizás fuese demasiado pequeña para enterarme

  4. Maria Pilar Paris dijo:

    Pues no sé si en Borja o Tarazona era normal, pero aquí, en la llamada playa del Ebro (entre el puente de Piedra y el de Hierro) en el año 68, vino la que sería mi futura cuñada, (no era de España) y vino con un bikini que ahora no llamaría la atención, pero que en aquella época tuvo que quitarse a causa de los comentarios que hubo entre las vecinas y que llegaron a oídos de mi madre, a la cual le daba igual, pero ya se sabe….en aquellos tiempos los “comentarios”, pues podían ir muy lejos.

  5. lola. g. t. dijo:

    Yo estuve allí. Me acuerdo de cuando llegó el coche de Policía, que los acompañamos hasta la salida de la carretera de Valencia. Los pobrecitos estaban que no sabían dónde meterse y nos miraban con una carita, que aún lo recuerdo. Poníamos un pañuelo en el bikini… una pasada. Pero lo pasamos genial…

  6. Maria José Laguardia dijo:

    Yo hice la guerra de los bikinis en el Stadium del Olivar porque nos obligaban a taparnos el ombligo. Nos teníamos que coser una tela para unir la parte de arriba y la de abajo del bikini (lo que ahora se llamaria “trikini”). Como no estábamos de acuerdo con tanta represión, nos rebelamos en varias ocasiones hasta que lo conseguimos.

  7. Maria Jose Val dijo:

    Yo creo que la otra piscina donde empezó el tema fue el Stadium Casablanca. El problema estaba que por lo menos este stadium pertenecia al obispado de Zaragoza. Para anotarnos como socios tuvimos que ir a la plaza de La Seo a las oficinas. No se habla de otro problema que aún era mayorm a mi juicio, la separación de sexos. Casi en los años setenta, mi hermano y yo jugábamos al tenis juntos y luego nos teníamos que ir cada uno a nuestra piscina. Por lo que se dijo eran los propios socios masculinos los que no querían derogar esta norma porque así ellos estaban más tranquilos por un lado, y sus mujeres y los niños aparte. Creo recordar que hubo artículos hasta en la Codorniz, recordado periódico de humor.

  8. Elena-Z dijo:

    Yo recuerdo lo del Stadium Casablanca, pero sería ya para finales de los 70, primeros de los 80, y era precisamente la separación de sexos. Entonces, por esa época, estaba la piscina masculina, que era la piscína olímpica, grande, espaciosa, con el trampolin tremendo, la piscina mixta, y la piscina femenina.
    Yo recuerdo que a mi padre le gustaba darse un baño en la masculina porque por aquel entonces los hombres no se echaban potingues asquerosos para tomar el sol, y no manchaban de aceites el agua (cosa que era fácilmente solucionable con una buena ducha previa, pero la gente era así… se tiraban sin ducharse y claro… la piscina femenina y la mixta siempre tenía un aceitillo ahí flotando). La piscina estaba tranquila, como dice María José, sin niños, porque esos o estaban en la mixta o en la femenina con sus madres.
    Y sí, un dia oí que unas chicas se habían metido en la olímpica, la de hombres… alaaaa que escándalo….
    Ahora ya no soy socia de Stadium Casablanca, pero creo que ya no existe esa separación.

  9. María José dijo:

    Yo estaba en el Stadium ¿Venecia?, creo que se llamaba, era lo que anteriormente había sido el campo de futbol del Zaragoza… y fuimos tercas hasta conseguirlo. Yo tenía en ese momento 16 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *