Zaragoza tuvo un ‘Polo Norte’

Bueno, pues hoy toca minireportaje de la Zaragoza desaparecida. Al ‘Polo Norte’ no lo llegué a conocer, o en todo caso era muy pequeño para ser consciente de ello.  Pero seguro que ustedes pueden aportar más información. Esto es lo que se publicaba en junio de 1971:

Llevaba muchos años en su sitio de la plaza de Paraíso (don Basilio), esquina al paseo de Calvo Sotelo, frente a las verjas de la Facultad de Medicina. Su emplazamiento era un desafío a todos los vientos zaragozanos, a todos los rigores del clima, principalmente en invierno. Por eso lucía, sobre todos sus frontis, un título expresivo: ‘El Polo Norte’. Fue frecuentado por todos los que estudiaron Medicina en los últimos lustros. También por los zaragozanos de todas las clases sociales. Por chicos y mayores. En invierno brindaba su calor a fuerza de alcohol; en verano, su refrigeración, también a fuerza de bebidas refrescantes, de helados y chucherías. Pocos zaragozanos de hoy dejaron de ser clientes, en una u otra ocasión, de ‘El Polo Norte’.
Ahora tenemos que decirle adiós, de la misma manera -y salvando las distancias- que se lo dijimos a los viejos cafés zaragozanos. ‘El Polo Norte’ ha desaparecido. El popular quiosco fue derribado ayer, impulsado por razones de estética urbana. Eran varias voces las que se habían alzado contra él. Decían que constituía un estorbo, que lo más lógico y conveniente era que la acera quedara, al fin, libre de obstáculos, despejada.
La estética es la estética. Y el quiosco en cuestión no era propio de la ciudad de nuestros días. Puede ser que todas estas voces estuvieran en lo cierto. Sin embargo, la verdad es que en lo sucesivo recordaremos con nostalgia ‘El Polo Norte’. Por allí desfiló la vida zaragozana del último cuarto de siglo. Fue, en cierto modo, parte de la historia viva de la ciudad.

Pues nada, a ver si pueden aportar alguna información más, antes de la entrada de mañana que, como muchos de ustedes ya sabrán, se ocupará de una calle zaragozana. La primera entrada para este libro sentimental sobre Zaragoza tuvo 12 contribuciones, bastante bien, la verdad. A ver mañana, que la calle es más popular…

Y mañana…
La calle más elegante de los años 20

Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a Zaragoza tuvo un ‘Polo Norte’

  1. Hitano dijo:

    Desconcía totalmente la existencia de este quiosco. Yo ni siquiera había nacido cuando lo derrumbaron.
    ¿Alguien tiene alguna foto de cómo era?

  2. Luis dijo:

    Yo recuerdo que me compraba pepinillos en él cuando iba a Zaragoza y que lo llevaba una chica joven bastante majica, siempre medio escoltada por su hermano.

  3. javier dijo:

    El Polo Norte era la cátedra externa adosada a la Facultad de Medicina y Ciencias. Era una asignatura de obligado cumplimiento y todos pasamos por allí a comer las banderillas de pepinillos, oliva y anchoa, llamadas de chico. Allí había tabaco, mucho, y allí compré mi primera cajetilla de tabaco “Antillana” (de papel dulce, qué cosas.)
    El Polo Norte formaba parte de la vida de la ciudad y todos sentimos mucho que desapareciera. Pero nos quedaba El Mar Azul. Esa es otra historia, hubo “licenciados por El Mar Azul”, por haber pasado allí mucho más tiempo que en la propia facultad. Otra historia, sí.

  4. javier dijo:

    Lapsus Calami.

    El bar aludido era El Pájaro Azul, en c/Dr. Cerrada.
    El Mar azul, de Pedro y Tino, “Los Pajitas”, estaba en la zona de la plaza de San Francisco y tenía un buen ambiente estudiantil, concretamente de Turismo, ya que la Escuela Oficial estaba aledaña y en un “chalecito muy mono”. Y además excelentes tapas y almuerzos. Y risas, muchas risas.

  5. Luis dijo:

    El pájaro azul todavía existe ¿no?

  6. simon dijo:

    Si entras en la página de Insertos se ve perfectamente dónde estaba el quiosco.
    Un buen artículo.

  7. Salvador dijo:

    El Polo Norte era un quiosco donde vendían lo que ahora se llaman chuches, tabaco etc. En verano vendían helados, lo llevaba un matrimonio muy simpático y tenía una hija muy guapa que era novia (no sé si se casó con el), con un chico que iba a los Jesuitas.
    Entre las chuches, había unas pastillas que se llamaban ‘leche de burra’.
    Por supuesto, no tenía nada que ver con el bar “El pájaro azul”, lugar de reunión de los estudiantes de Medicina.

  8. Rosaura dijo:

    El Pájaro Azul sigue existiendo en la misma ubicación que Javier menciona. Además era lugar preferente de ligue entre futuribles médicos y enfermeras. Ya han pasado unos poquicos años, jeje.

  9. javier dijo:

    El Polo Norte vendía chucherías, tabaco y…. copas de coñac, vermú de peseta, banderillas, etc. El Pájaro se abre mucho después y claro que nada tenía que ver con El Polo Norte, pero ambos, Pajarraco y Polo, formaban parte del suave deambular estudiantil de aquellos años. Y se aprendía más de la vida, casi siempre, en ellos que en la facultad. O eso pensamos, todavía, algunos.
    El Polo Norte era, por otro lado, lugar de citas y quedadas, sólo superado por Correos. ¿Dónde quedamos? En El Polo Norte. Que debió su nombre, aventuro, al cierzo helador que corría en esa esquina.

  10. gaviota dijo:

    Creo recordar que las hijas del dueño del quiosco cogieron después un bar en la calle de San Vicente Mártir. Creo que es Bar Don Quijote. Allí os podrían dar más información.
    Enfrente, ya en el Paseo Calvo Sotelo, estaba el que creo fue el primer quiosco de la ONCE regentado por un muy popular invidente, que constantemente gritana: “Iguales para hooooy”

  11. Luis dijo:

    Buenas! Bueno, quiero informar de primera mano (soy nieto de los fundadores). Para Luis, que dijo “Yo recuerdo que me compraba pepinillos en él cuando iba a Zaragoza y que lo llevaba una chica joven bastante majica, siempre medio escoltada por su hermano”. No existía tal hermano… Sería algún novio.
    Para gaviota: El bar, como bien dices Don Quijote (c/San Vicente Mártir), lo fundaron también mis abuelos (dueños del Polo Norte) tras la retirada de éste por el Ayuntamiento por “estética”. Todavía está en dicha calle.
    Gracias, ha sido muy gratificante saber que todavía se recuerda.

  12. Chema dijo:

    El bar Don Quijote (c/ San Vicente Mártir) creo que ha sido traspasado y que ahora lo lleva una familia china.

  13. “El popular quiosco fue derribado ayer, impulsado por razones de estética urbana”. Madre mía la de cosas preciosas que hemos derribado en esta ciudad por “estética urbana”. En fin.
    Luis, decirte que yo era un habitual del Polo Norte. De hecho, la parada del autobús del Colegio la teníamos allí. Con lo cual, buena parte de mis ahorros infantiles acabaron en tu familia.
    Y a gaviota, si no recuerdo mal se llamaba Mariano el invidente que regentaba el quiosco de la Once, donde durante mucho tiempo también se podían comprar allí chucherías. No estoy seguro del nombre, pero de que tanto él como su mujer eran gente encantadora, doy fe.
    Por Dios, qué recuerdos. ¡Qué manera tan sencilla de alegrarle a uno la mañana! Saludos.

  14. pilar dijo:

    Efectivamente: el bar Don Quijote siguió regentado por aquella guapa chica, Celia, hija de los fundadores del Polo Norte. Hace escasamente un mes lo ha traspasado a una familia china encantadora. Todavía en el Bar Don Quijote cuelga una foto de Celia, dentro del kiosco, atendidendo a su clientela.
    Artillero Mayor: No recuerdas mal, ya que sí que se llama Mariano el invidente, que frecuentemente se le ve pasear por los alrededores con su hija y su perro guía.

  15. angelines dijo:

    La calle Alfonso es una de las más pisadas por mi. El final es la visita a la Virgen del Pilar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *