¿Un ‘stradivarius’ en Zaragoza?

Lo de los ‘stradivarius’ casi es un género periodístico, aunque la verdad es que ya hace mucho que no ‘aparece’ uno en Aragón. Este no tenía mala pinta (la noticia fue publicada en el 68) pero como no se ha vuelto a saber de él, imagino que sería una de esas copias de época, antiguas, que circularon a finales del XIX por Europa. O no, quién sabe. Esto es lo que contaba HERALDO:

Puede tratarse de un “stradivarius” auténtico. También puede tratarse de una perfecta imitación. De cualquier modo, puede considerarse un instrumento valioso. Está en posesión del teniente coronel de la Guardia Civil don Manuel Cavero Agorreta, y la inscripción así lo dice: “Antonius Stradivarius. Cremonensis. Faciebat Anno 1721”. La desconfianza parece lógica, porque de un tiempo a esta parte vienen apareciendo demasiados “stradivarius”, llegando a comprobar más tarde que se trata de simples imitaciones.
Pero en el caso que nos ocupa concurren circunstancias especiales. El violín es un dechado de perfección. Apenas tiene peso. Todas sus características exteriores lo acreditan como un “stradivarius”. La inscripción interior así lo confirma. Ahora sólo resta probar su sonoridad, someterlo al juicio de los técnicos, con el fin de que acrediten su origen. De cualquier modo, el instrumento llegó a Malón hace más de ochenta años. Y allí permaneció durmiendo el sueño del olvido -“del salón en el ángulo oscuro…”-, sin que nadie se preocupara por su destino ni su origen.
Ayer visitamos a don Manuel Cavero y tuvimos ocasión de contemplar de cerca el supuesto “stradivarius”. El domicilio del teniente coronel Cavero está lleno de instrumentos: acordeones, guitarras, bandurrias, laúdes, bajos… Y ahora, este violín extraordinario.
-Es que tengo cinco hijos y todos saben tocar algún instrumento. A mí también me gusta…
-Formarán una orquesta completa.
-Casi. Mis hijos ya han pensado en la posibilidad de formar el conjunto “Los Cavero”.
Nos relata la historia del violín, hasta que llegó a sus manos. Es una historia relativamente corta.
-Estaba en Malón, en casa del tío Paco. Murió hace seis años y el violín llevaba con él más de ochenta. Lo adquirió a su regreso de la guerra de Cuba. Un veterinario que había en el pueblo les animó a formar una charanga. El violín -¿”stradivarius”?- recorrió más de una vez las calles del pueblo en fiestas y sus sones alegraron con frecuencia a las gentes de Malón. Luego desapareció aquella fiebre musical y el violín quedó guardado en el cuarto de los trastos viejos.
-¿Hasta que ha ido a parar a sus manos?
-Fuimos a Malón y lo encontramos medio empotrado, debajo de una cómoda. “Ahí está -dijimos- el violín de tío Paco”. No tenía cuerdas ni alma. El puente estaba medio caído. Durante toda aquella mañana los niños jugaron con él. Hasta que me decidí a cogerlo y examinarlo. Estaba lleno de telarañas y la caja se había llenado de tierra. Lo limpié como pude. Luego, al soplar en su interior, descubrí una inscripción. Sentí curiosidad por saber qué decía y me encontré con la sorpresa de leer: “Antonius Stradivarius. Cremonensis. Faciebat. Anno 1721”.
Los indicios no mienten, pero existe la duda respecto a su autenticidad. Porque hubo una época en que algunos constructores de violines se dedicaban a falsificar “stradivarius”.
Don Manuel Cavero nos muestra algunas fotografías de “stradivarius” auténticos. El parecido es perfecto. La madera tiene las mismas características y hace los mismos visos. El ilustre Antonius Stradivarius acostumbraba a construir así sus violines…
-Creo, de todas formas, que se trata de un magnífico violín. Esta tarde vendrán a probarlo. Dicen que la sonoridad de los “stradivarius” no admite lugar a dudas. Es por lo que llegan a identificarlos.
-¿Ha recurrido al juicio de los técnicos?
-Llevé el violín a Serrano, para que lo arreglara y pusiera las cuerdas. Le llamó la atención. Entonces le invité a que leyera la inscripción que hay en el interior. “Pudiera ser -dijo-, pero es muy difícil, a estas alturas, encontrar un ‘stradivarius’ auténtico”.
El teniente coronel Cavero espera el dictamen de los técnicos en la materia. Sabe únicamente que el violín permaneció durante más de ochenta años en Malón, en casa de su tío Paco, y que éste lo adquirió a su regreso de la campaña de Cuba.
De un tiempo a esta parte aparecen demasiados “stradivarius”. Es lo que hace que nos pongamos en guardia. Pero el caso presente ofrece particularidades especiales. Es un violín olvidado, al que nadie concedió la mínima importancia. Y suele ser así, generalmente, como se producen los grandes hallazgos.
-El arco también estaba roto. Hemos comprado otro, pero no va bien. Me han dicho que en Madrid pueden confirmarme el origen de este violín. Espero el dictamen de los técnicos. Pongo el instrumento a su disposición. Yo no puedo ir por ahí en busca de su autenticidad.
Sin embargo, bien merece la pena. La inscripción interior da una pista esperanzadora.

Y mañana…
El cupletista torero… o el torero cupletista

Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a ¿Un ‘stradivarius’ en Zaragoza?

  1. Iñaki Magaña Sanchez dijo:

    Hola soy de Malón y yo ya había oído esta historia en labios de mi madre, pero me gustaría que me indicaras si has conseguido averiguar alguna cosa más. Pero me ha parecido interesante por no decir que estoy maravillado.

  2. Luis dijo:

    Interesante tema. Por un stradivarius original alguien pagó 1,2 millones de euros en una subasta hace unos años.

  3. Juan dijo:

    Pero… ¿era auténtico o no? Es que nos dejas con el misterio sin resolver…

  4. ángel mazana sanz dijo:

    Leído asunto ‘stradivarius’ en Zaragoza y deseo sea una realidad en Malón. Este comentario me anima a exponer que yo también dispongo de un violín con características similares: violín comprado hace más de CIEN años según referencias de mi familia a unos HÚNGAROS que iban de pueblo en pueblo, lleva en su interior una pegatina con la inscripción Antonius Stradivarius Cremonensis Faciebat Anno 1721 AS Made in Germany. Es posible haya muchos así pero habrá que comprobarlo.

  5. miguel angel dijo:

    En esta web está la lista de todos los Stradivarius controlados:

    http://www.cozio.com/Luthier.aspx?id=17

    Entre las páginas 23 y 24 están los construidos en el año 1721. Están los dueños que han tenido, y hasta los músicos que los han utilizado.

  6. JUAN CARLOS dijo:

    Yo también tengo uno en casa, tiene una etiqueta en el interior que pone: “copie de Antonius Stradivarius. Faciebat. Anno 1721”. Ya sabéis, muchos violines del 1721, copias del stradivarius deben haber.

  7. Manuel dijo:

    El violín que se cita en el artículo, después de muchas vueltas, ha terminado en Santander, y puedo confirmar que, efectivamente, no era un stradivarius. Ojalá lo hubiera sido, aunque quizás ahora no estaría tan cerca de donde estoy escribiendo, y no le habría servido a una de las violinistas de la Orquesta Sinfónica de Extremadura para iniciarse en su aprendizaje. Fin

  8. Victor dijo:

    Tengo en mi poder un violin que tiene una etiqueta en el interior que dice: “copie de Antonius Stradivarius. Faciebat. Anno 1721″.

  9. jovita arneros dijo:

    Yo tengo uno. Tengo un violín. Era de mi abuelo y tiene más de 100 años. También tiene una etiqueta que dice “copy de Antonius Sstradivarius. Made in Czecho Slovakia” pero no tiene que año. Está hermoso. Quisiera saber también cuánto vale. Él tocaba todos los instrumentos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *