Sorprendente parto múltiple en una parcela de Delicias

parto-multiple-copia

Como esto, más que un blog, es una serie, tengo que anunciarles que con esta entrega acaba la primera temporada de Tinta de Hemeroteca. Quizá hubiera sido más apropiado cerrar con un acontecimiento misterioso o un crimen truculento, que según tengo comprobado es lo que más les atrae, pero qué quieren que les diga, a mi personalmente me gustan más los temas sociales.
Digamos ya de entrada que el texto de hoy, publicado en el 55, no promete emociones fuertes, pero lo he elegido porque es la constatación de que hasta bien entrado el siglo XX las ciudades españolas no eran otra cosa que pueblos grandes. Hoy no, hoy son algo bien distinto. Por desgracia, creo yo, aunque todo es opinable.

En un ‘NO-DO’ que actualmente se proyecta en una de las salas cinematográficas de nuestra ciudad nos presentan un caso de una cerda que ha alumbrado catorce cerditos en un solo parto. El número no nos parece extraordinario, porque se da con alguna frecuencia.
En cambio sí que nos parece extraordinario lo ocurrido la noche del pasado jueves en una parcela del populoso barrio zaragozano de las Delicias, donde un buen ejemplar de ganado porcino tuvo veintiún cerditos de una vez. No sabemos si esta prolífica ‘mamá’ ha batido un récord pero, aunque así no sea, se ha ganado un comentario y una fotografía en el periódico. Enterados de la noticia por nuestros queridos amigos los farmacéuticos de la calle de Unceta, nos personamos en la casa número 23 de la calle de San Roque. Nos recibe Julia Aliaga, propietaria de la finca, que no puede disimular su contento. Su marido, Tomás Zapata, que se dedica al transporte, no se encuentra en casa. Cruzamos un corral y entramos en el establo. Allí, en una pequeña y sombría pocilga, aparece la fecunda cerda amamantando a once de sus veintiún pequeñuelos. El resto gruñe a su alrededor…
-Sólo puede criar a once -nos dice la atenta Julia Aliaga-.
-¿Y los otros?
-Con biberón. Esta mañana he comprado las gomas. Los tendremos a leche siete semanas y después les daremos pastura.
– Ya pueden preparar buen presupuesto para cebar a todos.
-¡Ya lo creo! ¡Menudo gasto!
-¿Cuánto tiempo estuvo de parto la cerda?
-Desde las cuatro de la tarde de ayer hasta las ocho y media.
-¿Quién la asistió?
-El veterinario, don Emiliano Esteban Velázquez.
-¿Mucha alegría?
-Todos nos alegramos mucho.
-¿Conocía algún caso parecido?
-Yo había oído hablar de uno de diecisiete como caso rarísimo.
Un sirviente de la casa, Manuel Peña, también nos dice que éste de 21 es extraordinario. Continuamos preguntando a Julia.
-¿Piensan vender los lechones?
-Por ahora, no.
-¿Qué dice su marido?
-Quiere quedarse con todos, dejarlos crecer y cebarlos.
-¿Qué tiempo tiene la cerda?
-Un año.
-¿Saben su peso?
-En canal lo menos daría ciento cincuenta.
-¿Ha sido este el primer parto?
-El primero.
-¿Sólo tienen ésta?
-Y otra más; las dos son hermanas.
Van llegando familiares, amigos y vecinos a casa de ‘los Zapatas’, como son llamados en el barrio, y las conversaciones giran en torno al curioso suceso, que se ha convertido en el tema del día en el barrio de las Delicias. Si la cerda que dio a luz catorce cochinillos dio motivo a los operadores del ‘NO-DO’ para uno de sus breves reportajes cinematográficos, ésta de la calle de San Roque, de Zaragoza, merecía ser llevada, por lo menos, al CinemaScope.

Si no vendieron ningún animal, debió haber un año en que ‘los Zapatas’ juntaron… ¡84 jamones! Quizá un veterinario pueda decirnos algunos casos, también sorprendentes, de partos múltiples en el reino animal.

Y eso ha sido todo, al menos de momento. A partir de mañana, si ustedes entran en el blog, encontrarán un listado de lo publicado hasta ahora, con los enlaces a los textos correspondientes.

¡Buen verano!

Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Sorprendente parto múltiple en una parcela de Delicias

  1. El palizón de matacía que hicieron ese año los Zapata Aliaga… Capolar a mano, embutir a mano, cocer las morcillas…

    No me lo quiero ni imaginar.

  2. Irma Esteban Redondo dijo:

    Por casualidad he visto la publicación de este blog. ¿Sería posible tener más datos de como visionar el número de NODO al que se hace referencia? El veterinario mencionado es mi padre.

  3. PABLO ESTEBAN REDONDO dijo:

    Hola, estoy muy interesado en localizar el capítulo del nodo en el que se habla del “sorprendente parto múltiple…” del que se habla en este artículo.
    No sé siquiera si recibirá este correo pero es una cuestión familiar, ya que el veterinario era mi padre.
    No consigo encontrar el capítulo en el año 1955, si pudiera darme alguna pista estaría muy agradecido.
    Pablo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *