Perez-a

Menos mal que ya no me visto de baturra (¿es políticamente correcto decirlo así?) para el Pilar (lo que no es correcto es decir pilares, coñe, y lo dice todo el mundo) porque de seguir con la tradición casi tendría que estar almidonando enaguas y aquí estoy, pensando en irme a Cádiz cuando se pase. Lo que cambian las perspectivas, oye. No pienso ya en los refajos y el mantón dispuestos toreramente en la silla la mañana del día 12. En mi memoria los veo como cuando volvía de la ofrenda, tirados como luce el traje de torear que anuncia la Feria. El cartel me habla del después y para entonces dejo el extenderme sobre el tema.

Me aburre soberanamente el ciclo. Me aburre tanto como me aburría el que el productor anunció para el 2015 y tanto como el de 2014 por eso confío y deseo  que el 18 de octubre estemos todos más contentos que Chupilla porque haya sido una feria 10. Y yo que me alegraré, no por el productor sino por Zaragoza, por mi gente y por los cuatro cafres que desean ver hundida mi  plaza y que no militan en el Pacma precísamente. 

Será que la edad, las circunstancias o yo qué sé, el caso es que a mis meses no tengo ahora mismo aquel hormigueo de antaño cuando se acercaba la Feria (ya no hablemos de las fiestas, que esas creo que dejé de vivirlas hace una eternidad).

Miro el cartel y sólo encuentro decisión firme de ir a la plaza el día 8. Y por Los Maños. El 9 , por causas familiares, lo tendré complicado así que aún no digo ni sí ni no. Y el resto, obviamente debería no faltar el 15 por el Tala y hasta por Morante (qué difícil me lo ponen el matador con sus petardos y sus fans con sus tontadas pero sigo siendo morantista). Y fin. Si a eso le unimos que CanalPlusocomosellameahora me televisa 10, 11,14 y el dicho 15, pues termino de aclarar mi improbable confusión: sofá gana. De casa me hubiera sacado Curro Díaz y a lo mejor hasta Ureña, el resto…  ni Urdiales. El cartel del día 12 me sigue pareciendo vergonzosito (aunque decirlo así en tuiter me costó una reprimenda vuelvo a repetirlo aquí: es el día del Pilar y es Zaragoza, no es 15 de agosto en Peralejos del Pinar).

Esto por las tardes, que por las mañanas aún no sé si sí o si no o si qué. De momento continúa la concesionaria riojana Toropasión. Sinceramente yo me imaginaba/esperaba/temía  (bueno, temer,  a estas alturas no es el término más adecuado…) un cambio de organización, pero no. Veo que ya han salido los precios de las entradas pero que no se sabe ni quién ni qué ni que día.

vacas

Perfecto. Me daré un madrugón para ver a los amigos y al final supongo que los Cortes o lo que toque el día del Pilar.

Y dirá el personal que a buenas horas mangas verdes ladeldos se descalza a contarnos lo que piensa de la feria, que las cosas se hacen en su momento o no se hacen y que ya pasó la presentación de carteles. Llámenlo anarquía y pocas ganas de escribir. Eso y que este mes de septiembre he preferido estarme calladica. En lo tocante a los comentarios que se leyeron/oyeron de la feria, porque la demagogia me aburre. A punto estuve de tirar de mi recién estrenado (y trabajado) archivo -hemeroteca y aclarar lo que se decía del glorioso pasado de nuestra plaza (Dispongo de un magnífico fondo de datos e información de la Zaragoza taurina de los últimos 32 años como para aclarar los conceptos -o tapar la boca- a quien lo precise) pero me dio pereza. Mucha.

Afortunadamente septiembre está dándome pereza. Demasiado tema delicado por medio (alternativas frustradas, homenajes y tal), temas de estos que te enervan y te ponen las puntas de los dedos en guardia frente al teclado pero sobre los que, como me conozco, he preferido “hacer un Morante” y que se me fueran al corral. Esto por lo local; por lo universal, pues ni me ha motivado suficiente (todavía) lo del productor con Nautalia caminito a Las Ventas, ni siquiera Tordesillas. No me reconozco. No reconozco este septiembre que estoy pasando. Soy Pérez-a.

Será que éste, después de 32 septiembres frenéticos, en mi casa se respira de otra manera. Que hasta mi costilla está pensando más en la luz de otoño en la Bahía que en el tendido de la Misericordia…  Ojo, que no quiere decir que no se vaya a estar al loro de lo que pase, de lo que se diga y se escriba (y seguro que más que nunca… qué contradicción, oiga, qué contradicción… ;))

PD Don Antonio, lo que no me va a dar pereza es tomar un vinito con vos y quedarnos cortos de hablar como nos pasa siempre. O tomar un algo en la barra de junto a la enfermería alguna mañana vaquillera, como en los viejos tiempos…

Acerca de Elena Pérez

"Se torea como se es" J. Belmonte (y se vive, y se piensa, y se escribe...) unadeldos@hotmail.es
Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *